0 iruzkin

Crónica de un festival anunciado, día 3

Touch me not, de Adina Pintilie

La opera prima de la directora rumana Adina Pintilie se llevó el Oso de Oro en la Berlinale de este año después de un fallo del jurado no exento de polémica. La cinta, desde luego, escapa de lo previsible y no se atiene a ninguna clase de fórmula narrativa. Habrá incluso quien diga que juega con la paciencia de los espectadores. Con una propuesta cercana al documental, Touch me not, ensaya una meditación sobre la...

0 iruzkin

Crónica de un festival anunciado, día 2

Scary Mother, de Ana Urushadze

Scary Mother es un drama con tintes cómicos que se ha destacado como una de las pequeñas joyas del Festival de Sevilla de este año. Laureada en Locarno y Sarajevo, la directora georgiana Ana Urushadze nos trae una opera prima tan valiente como imaginativa. Es la historia de Manana (Nato Murvanidze), una ama de casa que se vuelca en la escritura mientras su marido y sus hijos oscilan entre el escepticismo, la estupefacción y la...

0 iruzkin

Crónica de un festival anunciado, día 1

Arranca hoy la decimoquinta edición del Festival de Cine Europeo de Sevilla y yo aprovecho para recuperar el noble género de la crónica urgente y la crítica cinematográfica a salto de mata, que en el fondo, no es más que una modalidad inofensiva y despreocupada de la crónica de guerra. Veo las colas de periodistas y profesionales, todos con sus credenciales al cuello como scouts del séptimo arte, y me parecen cascos azules en busca de la...

0 iruzkin

Vietnamitas en Altsasu

Cuenta la novelista nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie que a los siete años, alentada por algunas lecturas precoces de autores extranjeros, comenzó a escribir relatos sobre hombres blancos de ojos azules que jugaban en la nieve y comían manzanas. La literatura le parecía un privilegio reservado a las culturas imperiales y tal vez dedujo que alguien como ella, de piel oscura y pelo retorcido, no tenía derecho a existir en el territorio exclusivo de la letra...

0 iruzkin

Charlottesville

Los hemos visto portar antorchas de odio racial y estrellar un coche contra la multitud en Charlottesville, Virginia. En París, a pocos metros de la estación de tren de Saint-Lazare, golpearon hasta la muerte al joven Clément Méric. En una fábrica de Amiens pedían el voto obrero para las presidenciales francesas y en el barrio madrileño de Tetuán repartían víveres solo a españoles. Vapuleaban a refugiados sirios en...

1 iruzkin

Protestofobia

Todos los años acechan las serpientes de verano. Noticias que no son noticia estallan en primera plana mientras los periodistas titulares dormitan en la costa y los becarios se desloman en las redacciones. Al fin y al cabo, con algo hay que cebar las rotativas. Este verano, la serpiente ha adquirido las dimensiones de una boa constrictor y se nos ha presentado bajo el nombre de turismofobia, un neologismo tan malintencionado y ridículo como cogido por los pelos.

Hace ya una...