0 iruzkin

Gareth Bale y el «Fair Play» Financiero

El presidente de la UEFA, Michel Platini, lleva varias temporadas anunciando la entrada en vigor del «Fair Play» Financiero. El objetivo es que los clubes de fútbol gasten en funcíón de sus ingresos y evitar que se disparen los presupuestos y las pérdidas.

El nuevo sistema debería de estar instaurado para 2014 y en caso de incumplimiento los equipos podrían ser descalificados de las competiciones europeas. Esta temporada equipos de la Liga como Málaga y Rayo Vallecano se han quedado sin licencias para competir en Europa por las deudas acumuladas.

La normativa busca también controlar la entrada de mecenas en los equipos. Sin embargo, la realidad es bien distinta y en las últimas temporadas siguen surgiendo equipos gestionados por multimillonarios. Equipos como Mónaco, PSG o el Manchester City cuentan con un magnate ruso o jeques árabes dispuestos a comprar a los mejores jugadores y han vuelto a invertir muchos millones de euros. Por citar algunos casos, el Mónaco ha pagado 45 millones de euros por Falcao y el PSG 64 millones por Cavani. El City, por su parte, ha gastado más de 100 millones de euros este verano en los fichajes de Fernandinho, Navas, Negredo y Jovetic.

Estas inversiones van a pasar desapercibidas, si el Real Madrid termina fichando a Gareth Bale del Tottenham. Florentino Pérez parece dispuesto a gastarse cerca de 200 millones de euros en un futbolista. Según las últimas noticias, el conjunto madrileño abonará 120 millones de euros al Tottenham y ofrecerá un contrato de 10 millones de euros al año para las próximas seis temporadas. 

Parece increíble, pero los antecedentes apuntan a que no es imposible. En 2009, Florentino Pérez pagó 94 millones de euros por Cristiano Ronaldo y en 2000 pagó la cláusula de rescisión de 10.000 millones de pesetas (60 millones de euros) de Luis Figo.

El Real Madrid acumula una deuda de 590 millones de euros, pero Florentino Pérez no parece estar preocupado. Tampoco los gobernantes del Estado español ni los de la Liga de Fútbol Profesional, que permiten que el conjunto blanco pueda seguir endeudándose y pagando a plazos.

Nadie se explica de dónde sale el dinero. En su día Bankia, entidad en quiebra debido a la mala gestión, concedió los prestámos para acometer el fichaje de Ronaldo. Al contrario que los magnates rusos y jeque árabes, Florentino Pérez no invierte su dinero para realizar los fichajes. La recalificación de la Ciudad Deportiva, que ahora está siendo investigada por la Comisión Europea, sirvió en su época para realizar los fichajes de Figo, Zidane y compañía.

El Real Madrid se jacta de ser el equipo más poderosa económicamente. Según se ha publicado, el año pasado fue el equipo de fútbol del mundo que más ingresos generó al superar los 500 millones de euros. Mientras en el Estado español aplauden con las orejas su forma de actuación y ponen como argumento la venta de camisetas, los equipos alemanes denunciaron la temporada pasada la permisividad de las autoridades con el conjunto blanco y el entrenador del Arsenal, Arsene Wenger, también ha declarado que hablar de «Fair Play» financiero y fichar a Gareth Bale por cientos de millones es una «broma».

/