0 iruzkin

Tensa espera

260 personas están a la espera de ser juzgadas. Muchas de ellas han cumplido ya parte de la condena que quizá -o quizá no- reciban pero nadie les podrá devolver nunca los meses y años de libertad perdida.

Otra de las consecuencias de esta situación, menos conocida, menos visible, pero igual de cruel, son los meses que todos ellos están obligados a pasar hasta conocer su futuro, lo que les espera, hasta conocer la sentencia. Meses en los que los planes se limitan a esa semana, meses incertidumbre, angustia y nerviosismo. Meses de injusticia, de tensa espera.

260 historias. Pesadilla que están viviendo, por ejemplo, los familiares de Jagoba Apaolaza y Unai Pou.

/