0 iruzkin

Y si los llevaran a un fiordo noruego, también tendrían visita

Comenzamos con Xenderak. Un proyecto que une aventura, periodismo y creatividad para la denuncia política. Una forma de canalizar el enfado y la frustración hacia cosas nuevas, hacia otros estadios más creativos.

Xenderak es un viaje para unir a Iker y Asier, dos amigos, separados por 1700 kilometros de distancia. Una aventura sobre dos ruedas; en bicilceta. Una metafora que une Fleury Merogis y A Lama; Paris, la ciudad de la luz, de las ideas, del amor... del Maite Zaituztegu! con Finisterre. Allí dónde se supone acaba la tierra.

Y es que si los llevaran a encima de un fiordo noruego, también iríamos de visita. 

Iker y Asier son sólo dos gotas de agua que se pierden en un mar demasiado grande. Dos nombres de entre más de 600. Por eso, con este viaje, queremos mostrar la vertiente más humana de una situación mucho más grande, que afecta a miles. La cara más humana de la dispersión. Nuesta particular "historia triste" -con licencia de Eskobuto- convertida en halo de resistencia, de creatividad o, al menos, en un ejercicio de inconformismo práctico.  

Esan bezala, bide laburrik ez da. Beste batzuk, luzeagoak dira. 

Mila esker hor zaudeten guztioi!

Bizikleta ta askatasuna!

 

/