0 iruzkin

No es lo mismo no ganar que perder

La fuerza de la costumbre nos lleva a medir el triunfo y la derrota por sonrisas o lágrimas. También en esto vamos reduciendo nuestra capacidad a la de meros emoticonos. Pero no ganar y perder no es lo mismo. Lo han demostrado esta semana las deportistas del Araski al terminar el partido de semifinales de la Liga de Baloncesto en la capital alavesa que habían jugado contra el Girona.

Las fotos no mienten, pero tampoco cuentan toda la verdad. Esta nos relata un abrazo risueño y satisfecho entre jugadoras que se funde, al fondo, con el júbilo de la grada verde. La lectura plana del momento y el medidor corriente de la expresividad nos llevarían a pensar que las vitorianas han salido victoriosas del lance.

Ya sé que la alegría de los ganadores es deliciosa; pero la que ha captado el fotógrafo es casi mejor. Hay que tener mucha madurez deportiva y personal para que los gestos expresen lo importante. A las chicas del Araski no les importó no ganar, porque lo importante era no perder. Y, aunque se quedaran a puertas de disputar el título de la Liga, no perdieron. Felicidades por el estilo propio.

Foto: Jaizki Fontaneda/Argazki Press

/