0 iruzkin

Un alcalde frivoliza con la violencia machista para demandar que el TGV llegue a su pueblo

Un alcalde frivoliza con la violencia machista para demandar que el TGV llegue a su pueblo

El alcalde de Béziers, cercano al Frente Nacional, Robert Ménard, muestra a una mujer atada de pies y manos a los raíles del tren gritando ante la proximidad de un tren de vapor. Esta es la imagen elegida por el ultraderechista para la campaña que solicita que el tren de alta velocidad pase por su ciudad. Y el lema escogido: «¡Con el TGV, habría sufrido menos!».

La indignación por el cartel no se hizo esperar, más aún al recordar que la imagen se asemeja demasiado al dramático crimen ocurrido el pasado junio en la localidad de Beauvilliers, al norte del Estado francés. Entonces, Guillaume Grémy, un hombre de 37 años, ató a su exmujer a las vías del tren para que fuera atropellada por un ferrocarril. Al llegar el tren, él también decidió saltar a su paso. Ambos tenían cuatro hijos en común.

El macabro crimen sacudió la sociedad francesa y generó una gran repulsa ante la violencia machista.

El cartel del alcalde de Béziers también ha originado gran enfado en las redes sociales. Entre las réplicas también se encuentran mensajes de denuncia del ámbito político.

«Su nombre era Émilie, tenía 34 años y cuatro hijos. En junio de 2017, su esposo la asesinó atándola a los raíles del TGV. El despreciable Robert Ménard la mata por segunda vez. Demando: retirada inmediato + acciones judiciales », twitteaba inmediatamente la exministra de Derechos de la Mujer Laurence Rossignol del PS.

La Secretaria de Estado para la Igualdad entre Hombres y Mujeres, Marlene Schiappa, también mostraba su enfado en Twitter donde tildaba la campaña de «odiosa» y lamentaba que proviniera de un «electo de la República». 

El resto de imágenes que componen la campaña también han generado controversia. En otro cartel se puede observar las piernas de una mujer que está dando a luz mientras un obstetra sostiene entre sus manos un vagón de TGV.

No es la primera que el nombre de Robert Ménard se ve envuelto en polémicas de esta índole.

/