SU TA GAR | ‘BIZIRIK GAUDE’ BIRA
Albisteak
Rock City y Razzmatazz, dos grandes salas

Los conciertos de Valencia y Barcelona los dimos en dos enormes salas. En las dos ciudades actuábamos solos y ahí no había ni trampa ni cartón, el público se acercó a ver y escuchar a Su Ta Gar.

Xabi Bastida|BARCELONA|2013/12/04
Furgoneta.
Las horas de furgoneta se llevan como se puede... (SU TA GAR)

Cuando actuamos fuera de Euskal Herria, solemos intentar encontrar salas con capacidad para 200-300 personas, por dos razones diferentes: por una parte, porque no solemos juntar a más gente y por otra parte para que los alquileres de las salas no se disparen. Normalmente a este tipo de salas solemos viajar el técnico de sonido (casi siempre Paxkal) y los cuatro músicos, para reducir gastos y ser prácticos. No tiene sentido que venga nadie de la oficina de contratación ni tampoco el técnico de luces (en este tipo de salas suele haber poco material de iluminación).  

Las dos salas del fin de semana pasado (Rock City en Valencia y Razzmatazz II en Barcelona) son más grandes y a nivel de instalaciones y de personal, son muy profesionales. Dan la posibilidad de hacer un bonito montaje de luces, y por eso en esta gira, por primera vez fuera de Euskal Herria, vino el técnico de luces (Jon ‘Mentxaka’). Trajo unos focos, cables y efectos. Así, llenamos todos los asientos y los pocos huecos libres que quedaban en la zona de la carga.

El viernes, para cuando nos montamos en la furgoneta (10.00 am), teníamos las compras de la comida hechas (para preparar unos bocatas). Esto es, calculábamos no parar ni para comer. Un viaje que sin descanso se hace en seis horas tardamos menos de siete horas, podéis hacer cuentas de cuánto paramos… En este tipo de viajes no se trata de ir a tope en la carretera, sino de parar lo menos posible e ir engullendo kilómetros. Cada uno lleva esas horas como puede (escuchando música, diciendo chorradas, echando cabezadas, subiendo cosas al facebook…).

Valencia

En el concierto de Valencia actuábamos solos. No acudió demasiada gente a la cita pero l@s que se acercaron lo dieron todo. Se creó un ambiente muy bonito con l@s valencian@s, vasc@s, uruguay@s… que se acercaron. Y cómo no, allí estaban Robe y Sensio, nuestros inagotables seguidores, con los que acabamos arreglando el mundo. Comentaban que había sido un gran concierto con inmejorable sonido, buenas luces y una apisonadora de grupo… Me comentaron que me vieron más apagado que otras veces y no pude más que admitirlo. Me acosté pensando que eso no se debía repetir.

Barcelona

¡Al día siguiente actuábamos en la mítica sala de Barcelona Razzmatazz II! ¡A las 21.00 de la noche, nosotros solos en la Razz II! Ese sí era un horario cómodo. Antes de empezar les decía a los compañeros «hoy para las 23.00 estaremos preparados para decir unas tonterías a las chicas».

Organizaba la Euskal Etxea bajo el nombre ‘EH Sona’ una serie de eventos entre los que estaba este concierto. En seguida nos dimos cuenta que estaba todo muy bien organizado. Se notaba que había mucho trabajo por detrás y muy buena publicidad.

Pero si hay que decirlo todo, teníamos miedo a la posible falta de respuesta del público. Los días anteriores habían actuado en el mismo local Berri Txarrak, Gatibu y más grupos y por desgracia la gente no tiene dinero para poder ir a todos los eventos, además ese mismo día en la Razzmatazz I actuaban Los Suaves a la misma hora…

Nuestros miedos se disiparon enseguida. Se acercaron alrededor de 400 personas y la fiesta fue magnífica. Increíble, enorme, tremendo, impresionante… Es muy difícil contar con palabras los sentimientos que vivimos…  Los abrazos entre nosotros…  Alegría, alegría de vivir…

Les llamé a Robe y Sensio para agradecerles, ya  que otra vez se me había puesto el motor a tope de revoluciones gracias a su rapapolvos del día anterior.

¡Ah, este fin de semana no hemos utilizado la claqueta! Cuando haya novedades ya os enteraréis…

¡El jueves tenemos una nueva cita en Durango, cerca de casa y con las pilas cargadas! ¡Ataos fuerte los cinturones de seguridad que vamos a tope!