La dificultad de colocar la agenda vasca en el «tú más»

Se celebró ayer el primer debate de campaña por estos lares. Quedó claro que seis candidatos son multitud y también la enorme dificultad de poder colocar una agenda específicamente vasca en medio de un intercambio de reproches sobre lo ocurrido en los meses pasados y siempre centrados en Madrid.

@gara_iiriondo|BILBO|2016/06/11|3 iruzkin
Bb_20160610567526
Debate entre candidatos en la Cadena Ser de Bilbo. (Aritz LOIOLA / ARGAZKI PRESS)

Los reproches se impusieron a las propuestas, y el intento de hablar de cuestiones específicas vascas cayó en saco roto.

Cuando la moderadora, Eva Domaika, les despidió diciendo que no quería volver a verlos hasta dentro de cuatro años en otra campaña, lanzó un mensaje con dosis de simpatía sobre la no-repetición de elecciones. Pero seguro que en el fondo fue también un ataque de sinceridad ante las dificultades de ordenar un debate más centrado en el ininterrumpido intercambio de reproches que en la formulación de propuestas.

Leopoldo Barreda, del PP; Marian Beitialarrangoitia, de EH Bildu; Alberto Carril, de Ciudadanos; Aitor Esteban, del PNV; Juan López de Uralde, de Unidos Podemos; y Patxi López, del PSE, respondieron a la invitación de la Cadena Ser Euskadi.

Al poco de comenzar, los candidatos, sobre todo los de los cuatro partidos de ámbito estatal, ya estaban sumidos en la búsqueda de responsabilidades sobre la imposibilidad de haber formado gobierno en la pasada y fallida legislatura. Marian Beitialarrangoitia, de EH Bildu, puso sobre la mesa que «aquí estamos todos candidatos para representar a la ciudadanía vasca, y deberíamos estar hablando de qué interesa a ciudadanía vasca. Las propuestas se hacen desde Madrid para Madrid, sin atender a las necesidades de la ciudadanía vasca. La primera pregunta que tendría que hacerse el electorado es si van a votar a los de aquí o a los que nos van a representar desde la visión de Madrid». «Qué discurso, pareces del PNV», soltó Aitor Esteban, que dijo aplaudir la intervención. De poco sirvió. El debate volvió a donde estaba.

Intercambio de preguntas

Cuando se corría el peligro de que todo quedara en un sumatorio de frases de manual superpuestas, la moderadora impuso la fórmula de que cada candidato hiciera una pregunta a otro.

Barreda le preguntó a Esteban cuándo dejarán de bloquear las rebajas fiscales que el PP plantea en el Estado. El candidato jeltzale tildó de «irresponsable» bajar impuestos en la actual situación económica. (Se le olvido aclararle a Barreda que la normativa fiscal actual en Araba, Bizkaia y Gipuzkoa está pactada por PNV, PSE y PP).

Esteban cuestionó a Carril si Ciudadanos plantea acabar con el Concierto, a lo que contestó que solo quieren una negociación más objetiva del Cupo.

La pregunta de Carril a Juantxo López Uralde sobre si hay corrupción en la CAV quedó sin una respuesta clara. Y acto seguido el cabeza de lista de Unidos Podemos le lanzó al PP que cómo presentan a dos condenados por delito contable como Alonso y Maroto. Barreda volvió al argumentario (desmentido por el Tribunal de Cuentas) de que es un acto administrativo y que como no es penal, no cuenta como corrupción. Luego alabó la gestión de los ex alcaldes.

Marian Beitialarrangoitia preguntó a López Uralde cómo garantizarán el derecho a decidir si los grandes partidos no lo aceptan, y este contestó que ya es un avance que una coalición de ámbito estatal lo apoye.

Y luego López volvió a que Podemos no apoyó su pacto con Ciudadanos y consolidó a Rajoy. El raca-raca del que difícilmente saldremos en esta campaña.

 

Loading player...
Loading player...
Loading player...
Loading player...
Loading player...
Loading player...
Loading player...
Loading player...
Loading player...
Loading player...
Loading player...
Loading player...
Loading player...