E26 | Hauteskundeak
Elkarrizketak
Bakartxo RUIZ
Cabeza de lista de EH Bildu al Congreso por Nafarroa

Tras unos malos resultados en diciembre, EH Bildu se ha marcado como objetivo que Bakartxo Ruiz consiga el quinto escaño en juego en Nafarroa, y además arrebatándoselo al PSN. De este modo, se conseguiría que por primera vez haya más diputados del cambio (el de Ruiz y los dos que se dan por seguros de Unidos Podemos) que del denominado régimen (dos de UPN-PP).

«Está al alcance de la mano tener una diputada que sume para el cambio»
Martxelo DÍAZ|Iruñea|2016/06/25
Loading player...

UNIDOS PODEMOS

«EH Bildu tiene como prioridad y centro de decisión Nafarroa. Podemos coincidir pero hace falta voz propia»

AUPA BAKARTXO!

«Me emociona ver que con una campaña creativa se transmite cariño, a mí y a los valores de EH Bildu»

Bakartxo Ruiz encabeza la lista de EH Bildu en Nafarroa con el objetivo declarado de disputar el quinto escaño al PSN y lograr que las fuerzas del cambio tengan mayoría por vez primera.

¿Con qué objetivos concurre EH Bildu Nafarroa a estas elecciones al Parlamento español?

El objetivo fundamental es recuperar la voz de miles de navarros y navarras que nos hemos sentido ausentes en el Congreso. Somos miles de euskaltzales, de izquierdas, progresistas, abertzales, feministas... que hemos visto la necesidad de tener una voz propia. Una voz que tenga los pies en esta tierra y plantee las reivindicaciones de la mayoría social que existe en Nafarroa, que defienda el cambio que estamos construyendo en Nafarroa sin estar supeditados a intereses estatales. Ese es el gran reto de EH Bildu en estas elecciones y creemos que está al alcance de la mano sacar una diputada que sume para el cambio. Además, quitándoselo al régimen.

¿Qué importancia dar a visualizar que en Nafarroa el cambio avanza?

Sin ninguna duda, mucha. Las fuerzas estatales que conforman Unidos Podemos han renunciado a presentar una candidatura conjunta que realmente visualizara de una manera clara la mayoría social y política que hoy existe en Nafarroa, que está construyendo desde hace años un cambio con todas las dificultades, pero también con toda la convicción de que hay que seguir adelante. En estas elecciones es importante llevar una voz que defienda ese cambio desde Nafarroa y para Nafarroa.

En este contexto, EH Bildu se plantea como objetivo concreto superar en votos al PSN para que el quinto diputado sea del cambio. Las últimas encuestas indican que es posible...

Desde el principio de la campaña sabíamos que era un reto complicado. Sin falsos optimismos, creemos que es posible sumar un diputado más para el cambio y, además, quitándoselo al PSN, que una vez más nos demuestra, como lo ha hecho en toda la historia política de Nafarroa, que no es de fiar, que solo genera incertidumbre ante el cambio. Lo que proponemos a la ciudadanía navarra es que tiendan a la certidumbre y al voto seguro por el cambio. Estamos a unos pocos votos de poder conseguirlo.

Tras las elecciones de diciembre, en las que EH Bildu no tuvo buenos resultados, ¿era necesario despertar la ilusión?

Efectivamente. Empezamos esta campaña con ilusiones renovadas, con una actitud positiva y tomando estas nuevas elecciones, que no pedimos, como una oportunidad. Lo hemos visto en toda la campaña, acto tras acto. Creo que esa ilusión renovada se va a traducir en votos. Hay un ambiente mucho más activo, con mucha gente trabajando en pueblos y barrios.

Tiene una trayectoria como parlamentaria navarra en la que ha podido ver de primera mano que las decisiones que se toman en Nafarroa acaban recurridas en el TC...

Estamos en un contexto en el que hay que hacer una defensa férrea de todas las decisiones que adoptemos en Navarra. Los 17 recursos interpuestos a las leyes navarras tienen que ser una prioridad, porque es una manera de exigir que se respeten las medidas que una mayoría hemos decidido aquí para garantizar el bienestar de la ciudadanía. Hay ejemplos claros: se ha recurrido la ley para garantizar la asistencia sanitaria a todas las personas, la que proponía garantizar el acceso a una vivienda digna, la que planteaba que Nafarroa fuera un territorio libre de fracking... Son leyes de profundo carácter social que buscan la sostenibilidad y el bienestar de la ciudadanía. Y hay que defender esas políticas donde haga falta, incluido el Congreso.

De hecho, en 2014 intervino en el Congreso como parlamentaria navarra, en defensa de una ley navarra para garantizar todos los derechos a los portadores de VIH. ¿Qué obstáculos percibió allí?

Ese caso, además, fue surrealista. Todos los grupos del Parlamento navarro, incluidos UPN y PP, aprobamos por unanimidad una ley para impedir la discriminación que sufren las personas con VIH a la hora de contratar seguros. Como allí dije, la ley nos obliga a pasar por la ventanilla de Madrid y la ventanilla se cerró con un portazo, de golpe, sin respetar las mayorías sociales y políticas que existen en Nafarroa. Y esto va en detrimento de los colectivos que están en una situación más vulnerable. Es algo que no puede volver a pasar.

EH Bildu apostó por una lista conjunta de las cuatro fuerzas que apoyan el cambio, pero no fue posible. ¿Por qué?

EH Bildu ha sido coherente, tanto en la convocatoria de diciembre como en la de junio, apostando en todo momento por una candidatura que, a nuestro juicio, era la propuesta ganadora que debía reflejar la mayoría de las fuerzas sociales y políticas que apostamos por el cambio en Nafarroa. Desgraciadamente, no ha sido posible porque otras fuerzas políticas han primado intereses ajenos a Nafarroa. Son intereses estatales, que son legítimos pero no son los de la ciudadanía navarra. Esa apuesta por el centralismo ya la conocíamos por el PSN. En esto, sí que creemos que no hay demasiado diferencia entre lo que se llama la vieja y la nueva política.

¿Qué diferencia hay en Nafarroa entre el voto a EH Bildu y el voto a Unidos Podemos?

La diferencia fundamental es que EH Bildu tiene como absoluta prioridad y centro de decisión Nafarroa y los intereses de su ciudadanía. Creo que podemos tener planteamientos comunes y podemos coincidir en aspectos de materia social, pero hace falta una voz propia desde Nafarroa y desde el conjunto de Euskal Herria. Voy a poner un ejemplo claro: cuando se habla del desempleo y la derogación de la reforma laboral, es evidente que nos podemos poner de acuerdo con otras fuerzas políticas, pero la alternativa a eso requiere de una visión propia de nuestro pueblo. Cuando se habla de nuevos marcos laborales en Euskal Herria existen otras mayorías sociales y sindicales que a día de hoy no se dan en el conjunto del Estado y que nos hacen plantear reivindicaciones que van mucho más allá. Lo mismo pasa con la Lomce. Necesitamos un marco educativo propio, no una ley estatal.

¿Y qué diferencia hay entre el voto a EH Bildu y a Geroa Bai?

Con Geroa Bai compartimos muchas de la reivindicaciones que defienden el cambio en Nafarroa. Pero nuestra posición desde la izquierda, desde la defensa de trabajadores y trabajadoras y desde un proyecto político que está en las instituciones pero pisa la calle marca la diferencia. Esa base social progresista, abertzale, euskaltzale que podemos compartir puede percibir en esta ocasión en EH Bildu un voto para ver sus intereses representados.

Subrayadas las diferencias, el lunes habrá que seguir trabajando para construir el cambio.

Una cosa son las elecciones, que tienen también una clave mediática y en la que el factor es&discHyphen;tatal pesa. Pero más allá de las elecciones, tenemos un compromiso estratégico de responder a esa demanda ciudadana de hace muchos años para sacar a la derecha del Gobierno de Nafarroa y empezar a construir otro modelo. A pesar de las diferencias y los desencuentros, EH Bildu está demostrando su responsabilidad y su compromiso con el cambio.

En esta campaña, una de las sorpresas ha sido la dinámica «Aupa Bakartxo!» con decenas de obras mostrándole su apoyo como candidata. ¿Qué opina?

Este tipo de campañas electorales son complicadas para las fuerzas que no tenemos la posibilidad de estar en los grandes medios. Además, a nivel estatal se polarizan y es muy difícil traer el debate a Nafarroa. Aquí no votamos a Pablo Iglesias ni a Rivera ni a Rajoy ni a Sánchez, sino que escogemos cinco diputados. En EH Bildu apostamos por una campaña de calle y por reconectar con la ciudadanía. No queríamos solo lanzar mítines sino escuchar, como llevamos tiempo haciendo. En lo que se refiere a «Aupa Bakartxo!», me ha abrumado un poco, pero me ha emocionado mucho ver que de una manera muy creativa se puede transmitir ánimo y cariño a mi persona, pero especialmente a los valores que representa EH Bildu. Demuestra lo rico que es este pueblo y el proyecto político de EH Bildu.

 

Loading player...
Loading player...
Loading player...
Loading player...
Loading player...
Loading player...
Loading player...
Loading player...
Loading player...
Loading player...
Loading player...
Loading player...
Loading player...