Karlos Zurutuza|2015/01/04 00:00

Tras cuatro décadas de brutal asimilación bajo el mandato de Gadafi, los bereberes de Libia, los amazigh, siguen sin encontrar su lugar en un país en progresiva descomposición. «El exilio es el hermano de la muerte», reza un dicho bereber.