Miren Amuriza|2015/01/14 19:52

Gure amamak ere balearen oroimena dauka, ozeanoak bezain sakon eta enigmatikoa. Xibartek nola, argi-argi gogoratzen ditu ia bizitza osoan iraun dion isilaldiaren aurretxoan jazotakoak.

Amagoia Mujika|2015/01/13 23:37

Sanoa ez ezik, beharrezkoa ere iruditzen zait gure matriuska horri geruzak kentzea aldian-aldian. Garena albora utzi eta benetan izan nahi dugun horretara gerturatzeko ahalegina egitea

Miguel Ángel Adame Cerón|2015/01/13 21:21

Desde los enfoques de la antropología sociocultural, la contracultura del rock se ha abordado básicamente desde tres perspectivas: como una modalidad subcultural de la cultura popular, específicamente «juvenil»; como una contracultura en lo general (digamos que contestataria) y específicamente de la «communitas»; y como una manifestación y estimulación del ejercicio y la búsqueda del éxtasis colectivo o la festividad. Las tres perspectivas aportan aspectos que son parte integrante del fenómeno sociocultural.

MIREN AMURIZA|2015/01/13 21:07

Haurtxo horietako asko hil egiten dira. Ez, munduan ez dira aitita-amamak bakarrik hiltzen, umeak ere hiltzen dira. Ez duzuela ezer konprenitzen? Lasai, neuk ere ez. Zuek segi kantatzen

MADDALEN IRIARTE|2015/01/11 00:00

Ogitartekoa eta futbola ez dira osagarri hoberenak interpretazio politikoetarako. Erromatarren «ogia eta zirkua» etorri zitzaizkidan burura. San Mames bera, hogei gizaldi beranduago, ez zitzaidan Erromako Koliseotik oso ezberdina iruditu

Conny Beyreuther|2015/01/11 00:00
Belén Eguzkiza y Poto Gorrotxategi|2015/01/11 00:00

Para un esquiador de fondo, probablemente no sea un lugar tan ideal como las infinitas llanuras nevadas de Finlandia. Tampoco sus montañas tienen la altura y la majestuosidad de esos grandes macizos que llaman la atención a los amantes del esquí de montaña; y, desde luego, sus estaciones de esquí no son comparables a las gigantescas pistas de los Alpes centrales. Pero Eslovenia en invierno tiene mucho atractivo.

Mariasun Monzon|2015/01/11 00:00
Yurre Ugarte|2015/01/11 00:00
Ricard Altés Molina|2015/01/11 00:00

Lo primero que salta a la vista al desembarcar en la población de Ormuz es la pobreza de sus construcciones, la suciedad de sus calles y el deterioro evidente de sus infraestructuras. Pero parte de la magia de esta isla situada en el Golfo Pérsico iraní se halla en la mezcolanza de pueblos y tradiciones que confluyen en un territorio tan reducido, y en el entorno, que va más allá del color gris de las estructuras de cemento que, poco a poco, al alejarnos, dan paso a gamas de colores y figuras naturales de formación volcánica, cuevas y montañas de sal.

Orria 414/ 418