GARA|PARíS|2020/01/13
El Ejecutivo galo opta por dividir

La retirada de la edad fija de jubilación a los 64 años del proyecto de reforma de las pensiones se interpretó como una cesión del Gobierno francés para frenar la presión de las movilizaciones. Sin embargo, en los movimientos posteriores ese gesto aparece como un intento de dividir a la oposición. La intersindical reunida el mismo sábado rechazó la propuesta del Gobierno, exigió la retira de la reforma y llamó a una nueva jornada de lucha el próximo jueves.