Agustín GOIKOETXEA
BILBO

Sabas reconoce que algunos contenedores soterrados de Bilbo mezclan los residuos

El Gobierno municipal de Bilbo reconoció ayer que los contenedores soterrados de las calles Ledesma y Marqués del Puerto mezclan los residuos orgánicos y papel a pesar de que se depositan por separado.

gara-2015-05-06-Noticia

Desde hace aproximadamente año y medio –según el concejal delegado de Obras y Servicios, José Luis Sabas– la basura orgánica y el papel que los ciudadanos depositan en sendos buzones en las calles Ledesma y Marques del Puerto se mezclan por la acción de una compactadora y van a parar a la planta de Tratamiento Mecánico Biológico (TMB) de Arraitz, donde es necesario que los operarios vuelvan a separar los residuos. El edil jeltzale reconoció ayer en una comparecencia solicitada por EH Bildu que es cierta la información que al respecto GARA publicó el 22 de abril.

Sabas explicó que, al no existir experiencias previas, la decisión adoptada en 2009 por el Consistorio bilbaino de instalar este sistema de recogida de residuos era arriesgada, pues no se conocía qué resultado iba a dar. Se apostó por ella por los beneficios que entendían iba a suponer la eliminación de los contenedores en calles comerciales.

Al poco de su puesta en marcha, comenzaron los problemas por atascos de los residuos en los buzones y en las conducciones, además de que se producía una «descompensación» en los contenedores, dada la densidad de la fracción resto y la del papel-cartón, lo que dificultaba el transporte. Pero lo más preocupante, resaltó el responsable municipal, es que luego tenían muchas dificultades para vaciar el depósito de papel y cartón al ser estrecho, lo que obligaba a agitarlo con el riesgo que esa acción tenía para los trabajadores.

Fue entonces cuando los técnicos decidieron que se eliminase la pared de separación del contenedor, por lo que la monocompactadora acaba mezclando los residuos. «Hemos tenido una mala experiencia», confesó José Luis Sabas.

La tecnología ha avanzado, por lo que los depósitos de Ripa y los que se están acabando de instalar en la Circular dispondrán de una doble compactadora, que permite la separación de materiales. EH Bildu agradeció las explicaciones pero apuntó al «grave engaño a la ciudadanía».