2015/11/20

Llamar al 016 deja rastro en el terminal telefónico

La Casa de las Mujeres de Donostia ha alertado de que la llamada al 016, el teléfono para denunciar los casos de violencia machista, no queda registrada en la factura, pero sí queda grabada en el terminal, ya sea un móvil o un fijo.

GARA|DONOSTIA
1120_eh_mujeres

La Comisión Antiagresiones de la Casa de las Mujeres de Donostia alertó el miércoles en una rueda de prensa sobre el «problema gravísimo» que sucede con la llamada al 016, el teléfono habilitado para denunciar los casos de violencia machista.

Según indicaron desde este organismo, la llamada al citado número no deja huella ni rastro en la factura telefónica, es cierto, pero sí se queda grabada en el terminal, ya sea un teléfono móvil o fijo, extremo que la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género en Madrid no ha notificado en sus numerosas campañas. Desde la Casa de las Mujeres de Donostia alertaron del «gravísimo riesgo» que ello supone para la mujer que acude al 016, «ya que si su maltratador controla el terminal, como suele ser habitual, podrá ver que se ha llamado a ese número», avisaron.

Las denunciantes tuvieron conocimiento de lo que ocurría en junio, cuando una mujer se puso en contacto con ellas. La afectada se dirigió a la Delegación del Gobierno español, pero allí se le contestó que era «un fallo del sistema» y que ella misma tenía que borrar la llamada.

La campaña que puso en marcha entonces la Casa de las Mujeres les llevó a ponerse en contacto con varias instituciones. El Colegio de Abogados de Gipuzkoa entiende que es un «problema técnico», aunque prometieron trasladar el asunto a la Subcomisión de Violencia del Consejo General de la Abogacía Española. Desde la Diputación de Gipuzkoa no se les ha concretado nada y Emakunde les respondió que pasarían en problema a la dirección.

Después de todo, han concluido que es el Observatorio contra la Violencia de Género del consejo General del Poder Judicial el encargado de hacer algo pero, mientras llega la solución, piden a las mujeres que acuden al 016 que se acuerden de borrar la llama después de colgar. La campaña ha logrado la adhesión de 31 asociaciones del Estado.