2016/06/10

Gasteizkoak revela el papel de las firmas vascas en la industria militar

El colectivo Gasteizkoak presentó ayer el libro «Estas guerras son muy nuestras. Industria militar vasca», publicado por Txalaparta, que da cuenta del papel que juegan empresas como ITP, Sener, Aernnova o Sapa en la producción de vehículos militares y armamento.

Ion SALGADO|GASTEIZ
0610_eh_gasteizkoak

ITP, Sener y Aernnova participan en la producción del avión de combate Eurofighter y en el A4000, un avión de transporte militar. Las tres firmas vascas también colaboran con Sapa en la construcción del helicóptero de ataque Tigre, y algunas de ellas suministran las piezas necesarias para construir los carros de combate Leopard y los blindados Pizarro, además de los misiles Iris-T y Taurus.

Así lo recoge el libro “Estas guerras son muy nuestras. Industria militar vasca”, escrito por Gasteizkoak y publicado por Txalaparta. El libro, presentado ayer en la capital alavesa, también da cuenta de los contratos firmados por estas empresas que han ingresado millones gracias al Ministerio de Defensa español. Por ejemplo, en 2010 ITP cobró 120 millones de euros por la firma de un acuerdo marco para el mantenimiento de los motores aeronáuticos y sus componentes del Ejercito del Aire; y en 2009 Sener se embolsó 247,3 millones de euros por la venta de 770 misiles Iris-T.

Los integrantes del colectivo Gasteizkoak esperan que la publicación de estos datos sirvan para concienciar a la ciudadanía sobre la «vergonzante realidad de la industria armamentística vasca». «Queremos que se genere un debate social que haga imposible que esta hipocresía social siga siendo a coste cero, queremos dar la vuelta a la situación actual, que no haya partipación vasca en las guerras», destacó Antonio Escalante, quien advirtió de que los productos elaborados por las firmas anteriormente citadas son exportados a estados limítrofes con zonas de conflicto. Es lo que ocurre en el caso de Turquía, fronteriza con Siria.