2016/09/10

Aranzadi encuentra los restos de dos menores en la sima de Legarrea

El equipo de Aranzadi que trabaja en la sima de Legarrea, en la localidad navarra de Gaztelu, para localizar los cuerpos de la familia Sagardia Goñi encontró ayer los restos de dos menores. A falta de los análisis preceptivos, este hallazgo arrojaría luz a uno de los episodios más truculentos y trágicos vividos en Nafarroa en 1936, el de una mujer embarazada de siete meses y seis de sus siete hijos arrojados a esta profunda cueva de Malerreka.

Martxelo DÍAZ|IRUÑEA
0910_p015_

El equipo de la Sociedad de Ciencias Aranzadi que trabaja en la sima de Legarrea, situada en la localidad navarra de Gaztelu, encontró ayer los restos pertenecientes a los cuerpos de dos menores, según informó el Gobierno navarro.

Este equipo comenzó ayer las labores en esta sima para tratar de localizar los restos de la familia Sagardia Goñi. Se trata de uno de los episodios más truculentos de los registrados en Nafarroa en 1936. Juana Josefa Goñi, de 38 años y embarazada de siete meses, y seis de los siete hijos que tuvo con Pedro Sagardia –Joaquín (16 años), Antonio (12), Pedro Julián (9), Martina (6), José (3) y Asunción (año y medio)– fueron expulsados de su casa de Gaztelu en agosto de 1936, mientras el marido estaba en el frente con el Requeté. Días después les quemaron la cabaña en la que se habían refugiado en el monte y desaparecieron. La hipótesis más probable es que les mataron y arrojaron sus cuerpos a la cima de Legarrea.

Ya en 1937, las autoridades franquistas estudiaron esta posibilidad en la llamada causa 167, abierta tras la denuncia de Pedro Sagardia y –según subraya Jose Mari Esparza en su libro “La sima”– con el impulso en la sombra del general Antonio Sagardía, alto mando del Ejército franquista vinculado a la familia de Gaztelu.

El hallazgo de los cuerpos de los dos menores que se dieron a conocer ayer confirmaría esta hipótesis, a falta de la realización de los análisis e identificaciones pertinentes.

No hay que olvidar que en labores previas realizadas en la sima de Legarrea, en diciembre de 2014 apareció el cuerpo de Iñaki Indart, un vecino de Legasa que desapareció en marzo de 2008.

El Gobierno navarro añadió que los trabajos de los técnicos de Aranzadi para poder recuperar el resto de los cuerpos de la sima de Legarrea «continuarán en breve».

 

Cronología

13-14 agosto 1936

Una reunión de vecinos de Gaztelu decide expulsar de su casa a Juana Josefa Goñi, embarazada de siete meses, y a seis de sus siete hijos. Su marido, Pedro Sagardía, está en el frente con el Requeté.

30 agosto 1936

Queman la chabola en la que se habían refugiado Juan Josefa Goñi y sus hijos y desaparecen. Se sospecha que fueron arrojados a la sima de Legarrea.

2 agosto 1937

Pedro Sagardia denuncia la desaparición de su familia. Se abre la causa 167, que conlleva detenciones e interrogatorios a vecinos de Gaztelu. Tras varios archivos y reaperturas, se decreta el sobreseimiento en 1946 sin aclarar el caso.

22 diciembre 2014

Aparecen en la sima los restos de Iñaki Indart, joven de Legasa desaparecido en 2008. Se culpa a su padre, José Antonio Indart, pero se retira la acusación en 2016.

9 setiembre 2016

Aparecen los restos de dos menores lo que parece confirmar que los Sagardia Goñi fueron arrojados a la sima en 1936.

CONVENIO


La actuación de Aranzadi en la sima de Legarrea se enmarca en el convenio que la sociedad de ciencias ha suscrito con el Gobierno navarro para llevar a cabo exhumaciones de fosas de 1936 durante este año.