2016/11/11

UGT apuesta por financiar las pensiones vía imposición directa

El debate sobre el sistema de pensiones en el Estado español viene marcado por el creciente déficit que la Seguridad Social registra desde 2011 y que el pasado año superó los 16.000 millones. El marco estatal de negociación sobre este tema es el denominado Pacto de Toledo, al que UGT plantea romper con «el tabú» sobre la financiación.

GARA|IRUÑEA
1111_eko_pensiones

La secretaria confederal de Políticas Sociales, Empleo y Protección Social de UGT, Carmen Barrera, abogó ayer por romper «el tabú» de que las pensiones deben financiarse exclusivamente con las cotizaciones a la Seguridad Social y propuso abrir el sistema a la vía impositiva general.

Barrera, que participó en Iruñea en una asamblea de delegadas y delegados de su sindicato sobre la situación y perspectivas del sistema público de pensiones en el Estado español, puso el ejemplo del sistema francés, donde, según dijo, un 35% del gasto en pensiones se financia mediante la imposición directa a la renta. Se trata, como explicó en la conferencia de prensa de la que se hizo eco la agencia Efe, de un sistema que no supone necesariamente un aumento de los impuestos, sino una redistribución de los mismos, y que debería ser tratado, junto a otras cuestiones relacionadas, en el denominado Pacto de Toledo, cuyos acuerdos considera que deberían tener fuerza jurídica vinculante.

La sindicalista puntualizó que el problema no es el sistema de pensiones, sino «las políticas» desarrolladas por el PP en esta materia y señaló que, con unas medidas «muy elementales», la caja de la Seguridad Social no hubiera tenido en el año 2015 un déficit de unos 16.000 millones de euros.

En primer lugar, la eliminación de los beneficios y tarifas planas de la Seguridad Social por la contratación de desempleados hubiera supuesto un ahorro de unos 3.700 millones de euros.

En este contexto, Barrera indicó que UGT respalda las políticas activas de empleo, pero no a costa de los fondos de la Seguridad Social.

Además, censuró que los gastos de la Seguridad Social en personal, estructura e inversiones sean costeados por el propio organismo y no por los Presupuestos Generales del Estado, como la mayoría de ministerios, y esta medida, apuntó, hubiera supuesto unos 4.000 millones de euros de ahorro.

Por otro lado, UGT calcula que una correcta escala de bases de cotización podría aportar al sistema más de 7.500 millones, una cantidad que, sumada a las anteriores, da un resultado de 15.200 millones de euros, suficiente para sufragar casi la totalidad del déficit del sistema.

También criticó la reducción de la tasa de cobertura por desempleo desde el 78% de 2011 al 54% actual y subrayó que, si se recuperara la tasa de hace cinco años, las cotizaciones subirían en otros 4.000 millones.

Barrera destacó que ahora se está tramitando en el Parlamento español una proposición de ley para la actualización de las pensiones en función del IPC, con cláusula de revisión a final de año, para compensar la «clara pérdida de poder adquisitivo» de los pensionistas registrada en los últimos años.

El Pacto de Toledo prevé tener cerrado un documento para primavera

La Comisión del Pacto de Toledo aprobó ayer la comparecencia de la ministra española de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, y de los dirigentes de CCOO, UGT, CEOE y Cepyme, para que acudan al Congreso de los Diputados la próxima semana con el fin de hablar del futuro de las pensiones.

El objetivo de esta comisión es que entre abril y mayo se cierre un documento que aporte nuevas medidas para garantizar la sostenibilidad del sistema de la Seguridad Social. GARA

NAFARROA


En Nafarroa, actualmente, hay 131.321 pensiones, de las que 86.163 son de jubilación, 29.520 de viudedad, 4.194 de orfandad, 402 a favor de familiares y 11.042 por incapacidad permanente.