2017/07/18

La dirección de Edesa espera presentar un plan de viabilidad este jueves

Edesa Industrial tiene previsto presentar este jueves a los representantes de los trabajadores su plan de viabilidad para la compañía, que en estos momentos tiene la mayor parte de su producción parada. Mientras, la plantilla sigue cumpliendo su calendario de movilizaciones.

GARA|DONOSTIA

APOYO DE ESKURATU


Eskuratu, que integra a socios y exsocios de Edesa y Fagor Electrodomésticos, se suma a las convocatorias para salvaguardar el empleo, como la movilización que se llevará a cabo mañana en Arrasate.

En un escueto comunicado, del que se hizo eco la agencia Efe, la dirección de Edesa señaló ayer que, «pendiente de firmar la refinanciación necesaria» de su pasivo financiero, está «ultimando los detalles del plan de viabilidad», que prevé presentar al comité de empresa en una reunión que ha convocado para este mismo jueves.

La dirección insiste en su «convencimiento» de que «existen opciones para el mantenimiento de actividad», pero dice que éstas pasan por «una necesaria revisión de los condicionantes asumidos tras la adquisición de las unidades productivas en 2014», cuando el grupo catalán CNA se hizo con las plantas de Arrasate, Eskoriatza y Basauri tras la quiebra de Fagor Electrodomésticos.

Anunció también que Raimundo Jiménez, anterior director financiero, será el sustituto de Francisco Martín, que fue cesado el 6 de julio, como nuevo consejero delegado de Edesa Industrial.

Por su parte, los trabajadores de Edesa Industrial y su filial Geyser Gastech iniciaron ayer las movilizaciones para reclamar la continuidad de la empresa y la retirada del ERE de extinción para el área de lavado, sobre el cual se celebrará una reunión hoy. El comité abandonó la negociación la semana pasada porque no acepta este ERE y acudirá a la convocatoria de hoy para comprobar si la dirección ha dado marcha atrás.

Los empleados protestaron ante la planta de Garagartza y recordaron que mañana tendrá lugar otra protesta en la plaza de Arrasate, a la que han llamado a sumarse a los habitantes de la localidad. Ayer se trató la inclusión de los trabajadores de oficinas –un centenar– en el ERE de suspensión de Edesa, vigente hasta octubre, después de que la semana pasada se parara la mayor parte de la producción.