2017/07/18

BORAN CHOI
KOREAN WOMEN PEASANT ASSOCIATION

Boran Choi participa en la VII Conferencia Internacional de la Vía Campesina como miembro de la asociación que defiende los derechos de la mujer agrícola en Corea del Sur. 

«Vivo mi vida como esposa de alguien y no como dirigente de mi destino»

Escudada en un discurso políticamente correcto, Boran Choi explica cómo es la situación de la mujer campesina en Corea del Sur. No quiere entrar a explicar las consecuencias del capitalismo –«es muy complicado», comenta con una risa nerviosa–, pero admite que su asociación está en contra del mercado de libre comercio. 

 

¿Cuál es el objetivo de su organización?

El objetivo de KWPA está en consonancia con los objetivos de la Vía Campesina. Nosotras tenemos actividades que intentan preconizar la soberanía alimentaria, llevamos a cabo actividades para defender la agroecología y las semillas locales. 

¿Siente que aquí se les escucha y que se les tiene en cuenta?

Por supuesto. Lo que más me gusta de esto es que nuestras ideas son similares, incluso si venimos de culturas muy distintas. Estamos compartiendo prácticamente todas las cosas. En muchos casos no necesito decir lo que pienso porque prácticamente lo que yo siento y pienso están pensándolo las demás también. 

¿Cuál es la situación de la mujer campesina en Corea del Sur?

Yo, por ejemplo, vivo mi vida no como dirigente de mis propios destinos, sino como esposa de alguien y madre de alguien. Pero cuando participo en las actividades de KWPA me reencuentro con estas realidades de mi vida como productora, me reencuentro con mi vida como persona. Por lo tanto, esto es muy significativo. 

¿Diría que les falta independencia en su vida cotidiana?

Cuando hablaba de recuperar mi vida no se trataba de una cuestión física, de no ser libre físicamente de los hombres. Si yo quisiera podría ser libre, independiente, disfrutar mi vida. Pero dentro de lo que es la sociedad coreana, lo que son las responsabilidades sociales, me doy cuenta de que tengo que abandonar lo que son mis convicciones, lo que soy yo como persona, forzada por las responsabilidades sociales. 

¿Cómo se ha desarrollado el autoempleo en su país?

De hecho, muchos campesinos a gran escala sí que están creando autoempleo. Cuando salí de la universidad, cuando terminé los estudios agrícolas, me acuerdo que nos decían que los estudiantes no tenían que ser pequeños campesinos, sino que nos teníamos que convertir en negocios del campo, campesinos a gran escala.   

¿Está en contra del mercado de libre comercio?

La asociación KWPA está oficialmente en contra del mercado de libre comercio y de la apertura de los mercados porque consideramos que las vidas de los campesinos y las campesinas estarían peor en ese caso. Llevamos a cabo muchas actividades contra el tratado de libre comercio. 

 

¿Cómo se gana la vida en estos momentos?

Me casé con un agricultor que heredó una explotación agrícola de su familia y tenemos dos cultivos principales. Pero con estos dos cultivos no ganamos lo suficiente. Entonces, lo que hacemos es plantar también algunas hortalizas. 

 

¿Cree que hacen falta más mujeres que tengan más responsabilidades?

Sí, necesitamos que haya muchas más mujeres líderes en el futuro. 

 

¿Llevan propuestas al Gobierno surcoreano para mejorar su situación?

Sí, durante años hemos estado llevando propuestas al Gobierno, sobre todo porque que no tiene un departamento específico para las mujeres campesinas. Aunque somos una minoría, seguimos pidiendo que creen un departamento específico que se preocupe de las políticas que tengan que ver con las mujeres campesinas. 

 

¿Cree que hace falta más solidaridad entre los campesinos?

Sí, necesitamos más solidaridad, pero no en el sentido de que ahora no haya solidaridad. De lo que se trata, simplemente, es de aumentar la solidaridad que ya existe.   A.U.A.