2017/08/13

Euskal Herria y Catalunya aúnan voces para la batalla común del 1-O

Unas 3.000 personas se manifestaron en Donostia, a convocatoria de EH Bildu, en el primer ejemplo de movilización vasca en apoyo al referéndum del 1 de octubre, al que seguirán otros. Sobresalió la participación de centenares de catalanes que pasan estos días aquí. Maddalen Iriarte destacó su ejemplo y remarcó que esta es una lucha común.

Ramón SOLA|DONOSTIA
0813_eg_cat

El reflejo visual de esa batalla conjunta eran las esteladas e ikurriñas que se alternaron en la manifestación. Y el reflejo verbal fue la letra de ‘‘L’Estaca’’ de Lluis Llach, la conocida canción antifranquista que Maddalen Iriarte recicló al final de la marcha como símbolo de que los dos pueblos unidos pueden arrancar la soberanía al Estado. La parlamentaria de EH Bildu enunció su versión en euskara: «Usteltzen hasia dago ta, laister eroriko da. Hik bultza gogor hortikan, ta bultza nik hemendik, ikusiko dek nola nola laster eroriko dan».

Con ello se puso fin a una movilización que no falta hace muchos años en la agenda de la izquierda independentista vasca durante esta tarde de inicio de Aste Nagusia, y que esta vez ha tomado como referencia ineludible el «procés». Ello atrajo a cientos de catalanes que pasan estos días de agosto sus vacaciones en Euskal Herria y que dejaron ver sus eslóganes, como un cartel de apoyo al referéndum que se colgó en la entrada al Buen Pastor, además de tomarse numerosas fotografías y selfies con Arnaldo Otegi.

Desde la catedral donostiarra partió una marcha que reunió a unas 3.000 personas, tras una pancarta con el lema, en euskara y castellano, ‘‘Todo un pueblo en movimiento. Con Catalunya y la democracia’’. Gritos en favor de «Independentzia!», «Jo ta ke, irabazi arte» o «Visca Catalunya» resonaron con fuerza en los primeros pasos del recorrido. Entre los participantes llegados de Catalunya estaban Albert Botran y Mireia Boya, parlamentarios de la CUP.

Ya en el punto final de la Plaza Zuloaga, en plena Parte Vieja, Maddalen Iriarte mostró la admiración vasca hacia Catalunya, «porque está poniendo en jaque el régimen del 78». Recordó luego las palabras, «casi un mandato», del primer lehendakari, José Antonio Agirre: «Siempre con Catalunya». Y sobre todo hizo hincapié en que la lucha de ambos pueblos va necesariamente unida: «La República catalana cada vez está más cerca y con ello también lo está la vasca. Pero si se aleja aquella, nuestra libertad también se alejará», alertó Iriarte.

Aunque la referencia principal de su intervención fue la necesidad de colaboración de los dos pueblos y la posibilidad de avanzar conjuntamente, no faltó una alusión crítica a la actitud del PNV, hoy aliado con el PP. Censuró Maddalen Iriarte, parafraseando a Andoni Ortuzar, que «los que nos dicen ‘pasito a pasito’» apuntalan en realidad proyectos españoles como el TAV, políticas de ajuste que imponen «hasta qué horario van a tener nuestros médicos», o la política carcelaria que castiga a los familiares vascos. Iriarte dejó claro que apoyar al Gobierno Rajoy es también dar cobertura a su ataque a Catalunya.

AL PNV


«No nos dejemos engañar y tomemos el ejemplo de Cataluña –afirmó Maddalen Iriarte frente a los cantos de sirena del PNV aliado hoy con el PP–. La republica catalana y vasca están cada vez más cerca»