2018/01/13

Gasteiz, estatua memorialista frente a un centro oficial excluyente

El alcalde de Gasteiz, Gorka Urtaran, presentó ayer las actuaciones previstas para impulsar la recuperación de la memoria histórica. Entre ellas figura construir una estatua frente al Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo, en el que no están incluidas las víctimas del 3 de Marzo ni muchas otras que padecieron la violencia estatal.

Ion SALGADO|GASTEIZ
0113_eh_memoria

El alcalde de Gasteiz, Gorka Urtaran, anunció ayer la firma del decreto en el que se recogen las acciones previstas para impulsar la recuperación de la memoria histórica. Entre ellas no figura borrar del callejero el nombre de los alcaldes franquistas de la ciudad.

Así, este curso el Gobierno local se limitará a instaurar el 31 de marzo –fecha en la que fue ejecutado el alcalde Teodoro González de Zárate– como día en recuerdo de las víctimas de la represión fascista; a colocar placas informativas en lugares donde todavía se pueden ver escudos franquistas; y a adecuar cuatro “Lugares de la memoria”, que estarán ubicados en el cementerio de Santa Isabel, en el lugar que ocupó la cárcel de la calle La Paz, en el exterior del convento de El Carmen y en el colegio Sagrado Corazón.

Además, el Ayuntamiento levantará una escultura en homenaje a los represaliados. Urtaran propone que la misma se construya frente al Centro Memorial de la Víctimas del Terrorismo, en el que no tienen cabida las víctimas del 3 de Marzo ni muchas otras que han padecido la violencia ejercida por el Estado.

Críticas de EH Bildu

Esta idea no gusta al grupo municipal de EH Bildu, que acusó al regidor de haberse «alineado con las tesis del Gobierno español, por las que se diferencia entre víctimas de primera y de segunda».

«Unas van a estar dentro de un museo y otras en la calle. Es un error que no ayuda a forjar un reconomiento inclusivo de todas y cada una de las víctimas tal como marca el derecho internacional. Desprecia la memoria de los represaliados», destacó la edil Ane Aristi.

Asiron ha puesto a Iruñea en la vanguardia de la memoria y Barcelona toma ahora el relevo

Iruñea deja la presidencia de turno de la Red de Ciudades con Memoria y Barcelona recogerá el testigo en un acto formal el próximo día 22. Ayer, el alcalde, Joseba Asiron, hizo balance de los principales hitos que se han conseguido en torno a la recuperación de la memoria durante su mandato. Recordó que se han sustituido los últimos topónimos de la dictadura del callejero por otros de personas cuya memoria fue silenciada. Asimismo, se ha procedido a la clausura del cementerio de la cripta del Monumento a los Caídos y la devolución de los restos de los golpistas Emilio Mola y José Sanjurjo a sus familias. También se ha elaborado un fondo documental «De la Memoria Histórica y de la Represión durante la Guerra Civil y el Franquismo». Y en el plano legal, el alcalde impulsó la querella contra el franquismo.

El hecho de que Iruñea deje la presidencia de la red es anecdótico en el sentido de que siguen abiertas varias iniciativas memorialistas de peso, como son la conmemoración del 40 aniversario de los sucesos de sanfermines de 1978 o el debate sobre qué hacer con el Monumento a los Caídos: demolerlo o resignificarlo.