2018/03/09

El mito de Escobar encarnado en Javier Bardem
M.I.

N o se puede negar el interés de Fernando León de Aranoa por la historia reciente a través de sus últimas películas, a diferencia de una primera etapa más marcada por la preocupación social. En medio de su revisitación del conflicto de los Balcanes en “Un día perfecto” (2015), y su viaje a la Colombia de la época dorada del narcotráfico en “Loving Pablo” (2017), queda su retrato del fenómeno electoral de Podemos en el documental “Política, manual de instrucciones” (2016). Su mirada es una más de las muchas que de un tiempo a esta parte se sienten atraídas por el mito de Pablo Escobar, sobre todo a raíz de la repercusión alcanzada pora la serie televisiva de Netflix “Narcos”.

Fernando León de Aranoa se ha basado en el libro autobiográfico de Virginia Vallejo “Amando a Pablo, odiando a Escobar”, título que refleja bien a las claras y resume la dualiad del personaje, desde el punto de vista de la que fuera su amante. Pero, curiosamente, en la película la reportera interpretada por Penélope Cruz no pasa de ser una simple introductora por medio de la voz en off, mientras que toda la atención se centra en el narcotraficante, representado bajo el aspecto de un Javier Bardem que luce barriga en otra transformación física.