2018/06/14

El cuñado del rey español deberá ingresar en prisión antes del lunes

Iñaki Urdangarin, cuñado del rey español, tiene de plazo hasta el próximo lunes para ingresar en prisión y empezar a cumplir su condena de casi seis años por varios delitos de corrupción. Por primera vez, un pariente directo del monarca entrará en la cárcel.

GARA|PALMA
0614_mun_urdangarin

La Audiencia Provincial de Palma comunicó ayer a Iñaki Urdangarin que tenía cinco días –hasta el lunes– para presentarse en la cárcel que elija para cumplir la pena de cinco años y diez meses de prisión confirmada por el Tribunal Supremo que pone fin a un proceso de doce años en el que el esposo de Cristina de Borbón ha pasado de ser yerno a cuñado del rey español.

Urdangarin, residente en Suiza, fue recibido en el exterior de la Audiencia Provincial por una veintena de personas que le dieron la bienvenida con gritos de «Los borbones a los tiburones», «Iñaki Urdangarin, devuelve el botín» y «Urdangarin, trabaja, devuélvenos la pasta».

El Tribunal Supremo ratificó el martes la condena inicial de la Audiencia Provincial de Palma por malversación, prevaricación, fraude a la Administración, dos delitos fiscales y tráfico de influencias, aprovechando su «proximidad a la Jefatura del Estado» para hacer negocios ilegales con instituciones, pero le absolvió de falsedad en documento público y le rebajó cinco meses la pena, que será finalmente de 5 años y 10 meses.

Tras la orden de ir a prisión, además del recurso de amparo ante el Constitucional alegando que sus derechos fueron vulnerados, que difícilmente paralizaría cautelarmente su ingreso en la cárcel ya que sólo lo hace en los casos de penas inferiores a cinco años, a Urdangarin le cabe la posibilidad de solicitar el indulto al Gobierno. Mientras tanto, deberá ir a la cárcel en cuatro días.

El cuñado del rey podrá entrar en la cárcel que elija, porque la normativa penitenciaria dice que un condenado en libertad puede acudir a cualquier prisión y tiene que ser acogido obligatoriamente.

Urdangarin vuelve a compartir destino con quien fundó el Instituto Nóos, Diego Torres, condenado a 5 años y 8 meses de cárcel y que también recibió la orden de ingresar en prisión antes del lunes.

Así, Urdangarin está a un paso de entrar en prisión por un escándalo de corrupción que estalló en 2010, en plena crisis económica, perjudicó la imagen de la monarquía española y contribuyó a precipitar la abdicación de Juan Carlos de Borbón en su hijo Felipe, en junio de 2014.

MATAS


El tercer condenado a prisión por el «caso Nóos» ya está cumpliendo la sentencia de tres años y ocho meses de cárcel. El expresident balear Jaume Matas evitó comparecer de nuevo ante el juez e ingresó en Aranjuez.