2018/06/14

Un estío sin una sola semana sin competición

Donostia tendrá su torneo en agosto con cuatro festivales y Elgoibar se une al circuito veraniego.

Jon ORMAZABAL
0614_kir_pilota

La competición se ha convertido en un ingrediente indispensable para la programación de festivales de mano, incluso en verano, por lo que las empresas han preparado un verano, técnicamente los meses de julio, agosto y setiembre, en el que no habrá una sola semana sin competición. En la línea de estructurar cada vez más su calendario, las promotoras de la LEP.M ya tienen confeccionado un calendario para los próximos tres meses, en los que se llegarán a disputar 12 torneos, la mitad de ellos en agosto, en los que no habrá una sola semana sin su ración competitiva.

Donostia, con las obras del estadio de Anoeta como principal hándicap, especialmente por la infraestructura que ETB necesita para retransmitir sus partidos en directo, era la principal duda, pero en el calendario que manejan Aspe y Asegarce se han guardado cuatro fechas, 27, 28, 29 y 31 de agosto, para la capital guipuzcoana, un festival más que los programados en 2017.

Y es que la televisión es otro de los ingredientes indispensables a la hora de programar y, en ese sentido, resulta curioso cómo los sábados, días clave durante el invierno competitivo, pasan a quedarse mayormente en blanco, ya que ETB cuenta con otro producto de máxima aceptación para su parrilla de la tarde, las regatas.

Con rangos establecidos

En el calendario empresarial ha quedado definido asimismo el peso que cada torneo tendrá de cara al Master Codere, siendo Iruñea, Bizkaia y Logroño los tres más importantes, con 300 puntos en juego. Gasteiz, Zarautz, Bilbo, Donostia y Logroño están en el segundo escalón, con 200 puntos, mientras que Bastida, Elgoibar, la gran novedad, y Soria, son las más bajas del escalafón, si bien los puntos del torneo de la capital castellana sumarán de cara al año que viene.

Cronológicamente, serán dos de las más potentes, San Fermín y Bizkaia, las que ocuparán el mes de julio, con los habituales ocho días, del 7 al 14 en el Labrit, y dos fines de semana de este mes –viernes y domingo (20, 22, 27 y 29)– para el torneo vizcaino, cuya final –se supone que se repite formato por empresas– se jugará el 21 de agosto.

Agosto es una auténtica locura, con 18 días con algún partido de competición. Gasteiz abre la veda del 5 al 8, Bastida coge el relevo el 10 y el 15, Zarautz, con solo dos fechas el 17 y 19, Bilbo otras tres 22, 23 y 25, dos para Elgoibar, 24 y 26, y las mencionadas cuatro de Donostia.

Lekeitio, 2, 3 y 5, dando paso a un respiro de diez días, y Logroño, del 16 al 23 de setiembre, repartirán los últimos puntos de cara a un Masters Codere que tendrá lugar el 27, 28 y 29, fechas en los que se disputarán los primeros partidos profesionales en el Navarra Arena de Iruñea. Soria, 30 de setiembre y 2 de octubre, cierra un apretado verano.

Se vislumbran problemas de agenda

Como puede parecer normal, cada uno mira a sus intereses, pero el calendario confeccionado por las empresas de mano choca, por lo menos de momento, con otras citas importantes del calendario pelotazale, como la recientemente anunciada despedida de un mito de nuestro deporte como Koteto Ezkurra.

Y es que, la fecha elegida por el de Doneztebe, el 29 de setiembre, es la escogida por la LEP.M para la final de su Masters Codere, la primera que se va a celebrar en el Navarra Arena de Iruñea, lo que lleva a pensar que algún responsable institucional, principalmente de Nafarroa, tenga problemas de agenda para acudir a dos eventos tan señalados.

En la rueda de prensa para anunciar su adiós, Ezkurra ya señaló que no quiso que su despedida coincidiese con las fiestas de Doneztebe, el 22 de setiembre, la final del Individual de remonte está prevista para el 8... ¿habrá posibilidad de cambiar alguna fecha? J.O.

MUY INTENSO


Durante los meses de julio, agosto y setiembre, serán hasta 46 los días en los que habrá un partido de competición, con días como el 7 de julio, con doble sesión en el Labrit iruindarra.