2018/07/11

OMAR FRAILE
CORREDOR DEL ASTANA

El santurtziarra disfruta con sus primeros días en el Tour, carrera que descubre a los 27 años en su octava temporada como profesional y destaca la grandeza de la prueba y lo estresante que resulta para todos los ciclistas. Está encantado en el Astana, con el que ha ganado etapas en la Itzulia y Romandía este año, pero afronta el Tour con el objetivo de ayudar a Jakob Fuglsang a meterse en el podio de París.

«Es una carrera espectacular y muy estresante hasta para dormir»
Joseba ITURRIA
0712_kir_ciclismo2

Hace un balance positivo de las primeras etapas tras la meritoria crono de su equipo a pesar de la baja importante de Luis León Sánchez.

Llega al Tour tras una temporada brillante con dos victorias en la Itzulia y el Tour de Romandía y un segundo puesto en París Niza.

Este año sobre todo lo que pedía era tener continuidad y regularidad y es lo que he intentado conseguir. En cada carrera intento disputar y estar a un gran nivel y estoy contento porque he conseguido mantenerme a un nivel muy bueno.

¿Cómo va la carrera hasta ahora?

Ha sido muy nerviosa por los finales, que la gente llega con mucha fuerza y hay muchas caídas. En la crono la baja de Luisle la hemos notado mucho, pero conseguimos salvar el día con la menor pérdida demostrando que tenemos un equipo completo y que podemos arropar a nuestro líder. Hemos demostrado todo el año que somos un bloque muy competitivo.

¿Qué destacaría de su debut en la prueba desde dentro?

Lo que más me ha llamado la atención es lo grande que es el Tour, la cantidad de público, las televisiones, todos los camiones de televisión que hay por todos los sitios. Se nota que es la prueba más grande del mundo. Es una carrera espectacular y es muy estresante hasta para dormir, pero cuando te sientes en ella te das cuenta de lo grande que es el Tour y merece la pena estar aquí solo por eso. Todo el mundo habla de que es la mejor carrera del mundo, tenía ilusión y muchísimas ganas por descubrirla y vamos a ver cómo se da.

Su misión es apoyar a Jakob Fuglsang. ¿Cómo lo ve?

Llevo todo el calendario desde París Niza con él. Es nuestro líder y lo veo realmente bien. Soñamos con un podio y vamos a intentarlo a tope. Sabemos que es muy difícil, pero ha hecho segundo en Suiza, ha preparado el Tour con mucho mimo y ojalá podamos acabarlo en el podio.

¿Cómo han preparado el Tour?

Hicimos una concentración con el equipo de veinte días en el Teide y me ha venido muy bien. Me encuentro muy fuerte.

¿Al no ser Fuglsang uno de los favoritos, puede tener libertad para buscar una victoria de etapa?

De momento empezamos con la misión de estar cerca de él y luego veremos cómo va la carrera y si tengo oportunidades, pero la prioridad es estar a su lado y aprender del Tour de los compañeros que tienen más experiencia de cara a otro años.

¿Le ha venido bien el cambio de equipo al pasar de Dimension Data al Astana este año?

Ha sido un gran acierto cambiar de equipo. Estoy feliz, me encuentro súper a gusto porque se asemeja mucho a mi forma de correr y hace que me motive y que esté siempre bien.

¿Siente que se encuentra en el mejor momento de su carrera?

Está claro que me encuentro muy bien, pero somos ambiciosos y siempre quieres más. He dado un paso adelante y, además de las victorias, en cada carrera he conseguido ser un corredor completo y eso es importante para mí. Luego ganas o pierdes, es muy estrecho el margen que tienes, pero por lo menos sé qué tipo de corredor soy y dónde puedo estar bien y cada vez que tengo la oportunidad la intento aprovechar. Tengo el punto de confianza de que van bien las cosas y lo seguiremos intentado.

En el estatal en línea lo intentó de lejos y fue tercero en el sprint...

Ganar siempre es muy difícil, pero sí sabes que puedes estar adelante y lograr en el campeonato de España una medalla es bueno para mí y me da muchísima confianza para el Tour.

¿Un gran logro en el Tour tendrá un valor especial?

El Tour es el Tour y la repercusión de todo lo que se hace se multiplica, pero también hacer algo en el Tour es más difícil. Veremos cómo va la carrera y a ver si me adapto bien.

¿Qué le parece la etapa del domingo del pavés?

He corrido carreras de pavés, aunque no a nivel de Roubaix. Pero la técnica, viniendo del mountain bike, no se me da mal. No soy corredor del pavés, pero es una etapa que me gusta mucho. La hemos reconocido, es una etapa más e intentaremos dar el máximo y sobrevivir a ese día que puede marcar mucho. Es una jornada muy peligrosa, que puede salir muy bien o muy mal y hay que tener mucho cuidado y ojalá salgamos del pavés convencidos de que estamos para disputar la carrera. Los primeros nueve días se puede decir que puedes ganar y perder tiempo, son peligrosos. La gente va a llegar con muchísima fatiga y pueden marcar la carrera después.

¿Cómo ve la montaña?

El que no terminen muchas etapas arriba y tengamos la opción de recuperar en la bajada puede motivar que lleguen grupos reducidos y tengamos más opciones, aunque habrá que ver cómo se desarrollan esas etapas.

¿Será la primera vez que atraviese los Pirineos en el Tour?

Van a estar un montón de amigos míos y llegar a esas etapas es una motivación perfecta para mí en esa última semana.

¿Cuál es su favorito para la victoria en la general final?

En este Tour no tengo ningún favorito, creo que va a haber sorpresas. Los grandes favoritos vienen del Giro y correr Giro y Tour es difícil y al correrse con equipos de ocho puede haber imprevistos, no puedes controlar la carrera igual. Estará muy abierta, va a ser muy bonita y va a dar muchas opciones.