2018/07/28

ROMAIN SICARD
CORREDOR DEL DIRECT ENERGIE

El único ciclista de Lapurdi del Tour (Hazparne, 1988) destaca que la crono de hoy que conoce como ninguno es para los que lleguen más frescos al final de la carrera y sostiene que dará una magnífica imagen de Euskal Herria. A nivel personal reconoce que él y su equipo, con el que se siente muy identificado, lo han intentado para cumplir su objetivo de ganar una etapa, pero no ha sido posible.

«Es una crono difícil que beneficia a los que lleguen más frescos»
Joseba ITURRIA|LARUNS
0728_kir_ciclismo4

GARA cierra la serie de entrevistas con los ocho ciclistas vascos con Romain Sicard, que vivirá hoy un momento especial en su quinto Tour al correr la crono por unas carreteras por las que entrena habitualmente. Tras ser campeón mundial sub’23 y ganar el Tour del Porvenir en 2009, en el que corrió en el Orbea, pasó por Euskaltel (2010-13) y está encantado en el Direct Energie, en el que seguirá en 2019. Solo en 2014, que corrió Giro y Vuelta, no fue seleccionado para el Tour y eso demuestra la confianza del equipo en él.

¿Cómo ha sido este Tour?

Ha sido un Tour difícil como cada año. Hay fatiga, pero es normal a estas alturas de la carrera. Quedan dos etapas y estamos motivados para intentar hacerlo lo mejor posible hasta el final.

Ha sido uno de los equipos más combativos, con más presencia en las escapadas...

Somos un equipo de combatientes. Nuestro objetivo es ganar una etapa, no estamos en el Tour para disputar la general o para buscar otros objetivos y para ganar una etapa todo pasa por atacar y no podemos desaprovechar ninguna de las oportunidades. Hemos intentado ganar los días en los que había opciones de que llegara la escapada, sobre todo en dos ocasiones con Calmejane y en una con Taaramäe, que hizo tercero en le Grand Bornand. Es una cosa positiva, pero en el Tour lo más duro es ganar, algo que está reservado a pocos corredores y a muy pocos equipos.

¿Está contento con su rendimiento y con su presencia en fugas?

Siempre esperamos hacerlo mejor, la forma con la que llegué al Tour era buena y el nivel alto. He estado a la altura de la carrera en algunos momentos, pero después he sido superado por corredores más fuertes. Lo importante es continuar intentándolo y disfrutar corriendo de esta manera.

Es el gran objetivo del equipo en el Tour y traemos aquí un equipo muy competitivo. Lo más difícil es tener recompensa, que es lo que nos falta. Somos atacantes y nos gusta intentarlo, que es la forma de conseguirlo porque cuando lo buscas es cuando lo puedes encontrar.

¿Tiene la sensación de que es el Tour más duro que ha corrido?

No, porque cada año se dice que el Tour es muy duro y olvidamos muy rápido el sufrimiento. Pero el año pasado fue muy duro, el anterior también, éste también lo es y no diría que este es el Tour más difícil de los que he corrido hasta ahora. Todos son muy duros.

¿Es importante que todos los años entre en el equipo del Tour?

Es el objetivo para mí y todos los compañeros, estar aquí, pero lo importante no es estar en el Tour, sino llegar en forma y en una buena condición. Este año además ha habido un buen programa en los Pirineos y he estado motivado, pero lo importante es lo que hacemos en el Tour, no lo que hagas antes.

¿También será especial disputar hoy una crono en su casa?

Es mi zona de entrenamiento, la conozco muy bien. Es una crono muy particular, diferente. Será un magnífico espectáculo y dará una buena imagen de Euskal Herria con subidas duras y cortas. Es un buen final apoteósico para este Tour. Para mí será una bella fiesta, una jornada excepcional para disfrutar. Para sufrir, pero con placer.

¿Qué espera de una crono con un recorrido tan duro en la lucha entre los candidatos al podio?

Es una crono en la que la dificultad que tiene es tanta que beneficia a los hombres que lleguen más frescos, o los menos fatigados. Los cuatro primeros de la general son corredores muy buenos en las cronos y no pienso que haya uno que esté por encima de los demás. De decir uno diría a Dumoulin, pero los cuatro corredores son excepcionales para ese recorrido.

¿Cómo será el final de temporada al no ser invitado por segundo año consecutivo a la Vuelta?

Nuestro equipo no ha tenido la suerte de ser invitado y es una pena porque es una carrera que apreciamos, pero hay que acatar la decisión de los organizadores. Tendremos buenas carreras como el Tour de Limousin y después clásicas a final de temporada en Francia o en Italia.

¿Ha firmado ya contrato para la próxima temporada?

Tengo un año más de contrato y estoy muy bien. Es un equipo con un buen ambiente, una pequeña familia, nos llevamos muy bien entre todos y los valores que yo aprecio en el ciclismo los encuentro en Direct Energie.

Lo hemos intentado, pero en el Tour lo más duro es ganar, algo que está reservado a pocos corredores y a muy pocos equipos

Estar en el Tour es el objetivo para mí, pero lo importante no es estar en el Tour, sino llegar en forma y en una buena condición

Es una crono muy particular, diferente. Será un magnífico espectáculo y dará una buena imagen de Euskal Herria. Es un final apoteósico para este Tour