2018/08/10

Fallecen nueve refugiados árabes en un naufragio frente a las costas de Turquía
GARA|MADRID
0810_mun_algeciras

Al menos nueve refugiados, entre ellos siete niños, han muerto al hundirse la barca hinchable en la que viajaban en el mar Egeo. El bote transportaba a catorce personas, trece iraquíes y un sirio, que intentaban llegar a Grecia. El naufragio se produjo frente a la ciudad turca de Kusadasi poco antes del amanecer.

La barcaza fue interceptada por los guardacostas turcos cuando ya se estaba hundiendo. Cuatro personas fueron rescatadas con vida, mientras que sigue la búsqueda de una persona más. Los supervivientes relataron que quien organizó el viaje no les dio chalecos salvavidas.

Al menos 13.981 refugiados fueron rescatados por guardacostas turcos en el mar Egeo en los siete primeros meses del año, según informó el lunes la Guardia Costera.

Buque humanitario

Por otra parte, dos meses después de haber recibido con un gran despliegue al Aquarius, el Estado español abrió ayer uno de sus puertos a un buque con refugiados rescatados en el Mediterráneo central, pero de forma más discreta. El buque Open Arms, de la ONG Proactiva Open Arms, atracó sobre las 09.20 horas en un muelle de San Roque, en la bahía de Algeciras.

Poco después desembarcaron las 87 personas socorridas el 2 de agosto en el mar. Los 75 hombres adultos y los 12 menores son casi todos originarios de Sudán, según la ONG.

Rescatados cuando llevaban dos días a la deriva frente a las costas de Libia, estaban «muy sedientos y no hubieran podido sobrevivir» un día más, indicó Gerard Canals, de la ONG. Proceden del «infierno de Darfur», según la organización, una región del oeste de Sudán devastada por 15 años de guerra civil. En Libia han sido víctima de abusos «repetidamente».