2018/09/11

A un año de las elecciones, Tsipras presenta su primer plan económico post-rescate

Una vez que Grecia ha salido oficialmente del rescate, el primer ministro, Alexis Tsipras, ha presentado un plan económico de cuatro años que contempla la reducción de una serie de impuestos, la subida del salario mínimo y la restauración de la negociación colectiva.

GARA|ATENAS
0911_eko_grecia

«Estamos decididos a cumplir nuestros objetivos acordados (con las instituciones acreedoras) para los próximos años. No permitiremos que Grecia regrese a la era de los déficits y al descarrilamiento fiscal», indicó el líder de Syriza desde la feria de Salónica, que este año sirvió para presentar su programa político y económico una vez superado el rescate financiero del país.

Alexis Tsipras aseguró que su objetivo es convertir Grecia en un nuevo «modelo global», en un «nuevo ejemplo alternativo de crecimiento y prosperidad», en el que se puedan atraer inversiones, respetar la senda fiscal y, al mismo tiempo, garantizar un trabajo y condiciones salariales decentes.

También se reafirmó en su intención de agotar la legislatura y se mostró convencido de que Syriza ganará las elecciones «en octubre de 2019», porque su Gobierno «ha sido capaz» de hacer las reformas que no hicieron los anteriores y de mantener «la cohesión social».

«Un Estado moderno»

El primer ministro se puso la meta ambiciosa de reducir el paro del 19,5% actual al 10% en los próximos cinco años. Para ello, dijo, el Gobierno pondrá el acento en atraer inversiones y en profundizar las reformas estructurales, con el fin de transformar a Grecia «en un Estado moderno, eficiente y europeo».

En el plano fiscal, anunció la reducción escalonada en cuatro años del impuesto de sociedades del 29% actual al 25%; la reducción del IVA del 24% al 22% (el reducido, del 13% al 12%); y la del impuesto sobre bienes inmuebles en hasta un 50%; así como una bajada de hasta el 35% de la cuota de autónomos.

Tsipras espera que en octubre podrá anunciar la suspensión de la bajada de las pensiones acordada con los acreedores a partir del año próximo, una vez que haya presentado ante la Comisión Europea el borrador para los presupuestos generales del próximo año.

En ese contexto, recordó que el nuevo recorte, que se convertiría en el decimotercero desde 2010, se legisló a instancias del Fondo Monetario Internacional, que sin esa medida no ve factible que Grecia alcance a medio plazo su objetivo de generar superávit primarios (sin tener en cuenta el pago de la deuda) del 3,5% del Producto Interior Bruto (PIB). «Quiero decir claramente que, de acuerdo con las cifras y las previsiones que tenemos para 2019, la posición del FMI no está justificada», subrayó.

La economía griega está estabilizada y «tiene el potencial no solo de lograr superávits primarios, sino también espacio fiscal adicional», insistió Tsipras, quien cifró en 3.500 millones de euros el «espacio fiscal» (el margen de maniobra que existe dentro del presupuesto público) desde 2019 hasta 2022.