2018/09/13

El primer médico que trató a Daniel Montaño no apreció ideas delirantes
GARA|GASTEIZ

El primer médico que atendió a Daniel Montaño tras ser detenido no apreció que este transmitiera ideas delirantes. El facultativo, que estuvo con el acusado de acabar con la vida de la pequeña Alicia en Gasteiz hora y media después de ser arrestado por agentes de la Ertzaintza, afirmó que este no hizo comentarios extraños. Se mostró hostil y no colaboró para ser curado de sus heridas.

Según informó la agencia Efe, el médico, que declaró ayer en el juicio que está teniendo lugar en la Audiencia Provincial de Araba contra Montaño, para quien la Fiscalía y las acusaciones solicitan la aplicación de la prisión permanente revisable, precisó que ha tratado a pacientes bajo brotes sicóticos por lo que le hubiera derivado al Servicio de Siquiatría si hubiera apreciado alguna anomalía sicológica. El siquiatra que le atendió un día después tampoco apreció que el acusado sufriera una patología sicótica, por lo que le dio el alta.

Siquiatras de la defensa

Esta opinión es contraria a la de los dos siquiatras encargados de elaborar un informe a petición de la defensa, que ayer reiteraron que Montero es esquizofrénico y que actuó bajo un brote sicótico agudo y una idea delirante. Cabe recordar que el acusado afirmó que actuó enajenado y que lanzó por la ventana a la bebé, de solo 17 meses, porque vio en ella a la «semilla del mal».

Explicaron que han hecho su trabajo en base a dos visitas de ocho horas, cuatro horas de entrevista con sus padres y con el análisis de los documentos aportados por la defensa. En base a estos datos concluyen que el acusado sobre una esquizofrenia paranoide, y que el día de los hechos actuó bajo un brote sicótico agudo, con una intoxicación grave por cannabis, que fue lo que «encendió la mecha». Afirmaron que Montaño tenía una «paranoia» y obró en función de esa «película delirante».


 

Loading player...