2018/09/15

EH Bildu propone un certificado de igualdad para contratar con Lakua

EH Bildu presentó ayer sus principales retos para este curso parlamentario y además de la gestión del acuerdo sobre el Nuevo Estatus, que consideran histórico, dará prioridad a objetivos de contenido social. Propondrá medidas en materia de pensiones, un certificado de igualdad para las empresas que conllevará ventajas en la contratación pública, y fijar un salario mínimo de 1200 euros para las firmas que quieran trabajar para el Gobierno de Lakua.

Iñaki IRIONDO|GASTEIZ
0915_eh_ehbildu

Pensiones, igualdad entre hombres y mujeres, y empleo de calidad serán tres de las prioridades de EH Bildu para este curso parlamentario, según avanzaron ayer a los medios su portavoz, Maddalen Iriarte, y sus compañeros Iker Casanova y Nerea Kortajarena. Resumieron que «nuestros principales retos y el grueso de nuestra actividad parlamentaria seguirán siendo aquellas iniciativas que son fundamentales para que las personas puedan desarrollar proyectos de vida dignos».

Aunque sin concreciones, avanzaron a modo de ejemplo tres propuestas que presentarán en los próximos meses. Maddalen Iriarte anunció el proyecto de puesta en marcha de un «certificado de igualdad». Será, según explicó, «una especie de Q de calidad en igualdad, mediante el cual el Gobierno acredite a aquellas empresas que desarrollen buenas prácticas en esta materia». Además de los efectos prácticos en defensa de la igualdad que esto tendría dentro de cada una de las empresas, EH Bildu propone que el certificado «tenga ventajas para la contratación pública».

El grupo de la izquierda independentista confía en que poner condiciones a la contratación con la Administración puede contribuir a obtener mejoras sociales, y por ello propondrá también que las empresas que quieran lograr contratos del Gobierno de Lakua deban garantizar a sus trabajadoras y trabajadores un sueldo mínimo de 1200 euros.

Un tercer eje de trabajo de EH Bildu para este curso parlamentario serán las medidas para subir las pensiones. Maddalen Iriarte recordó que en este momento su formación se encuentra llevando a cabo una ronda con partidos y agentes sociales para buscar acuerdos.

«Miopía social» del Gobierno

Según el análisis de EH Bildu «las desigualdades sociales se siguen acentuando y la brecha es cada vez mayor», pero el Gobierno de Iñigo Urkullu no da respuesta, no tiene alternativas. Maddalen Iriarte lo definió como «miopía social».

La portavoz del grupo recordó que, además de la de Gure Esku Dago, este año se han dado otras dos grandes movilizaciones ciudadanas. Una de ellas ha sido la de «un 8 de Marzo histórico desde el punto de vista feminista». Pero Iriarte entiende que el Gabinete de PNV-PSE ha dado la espalda a esta lucha, y puso como ejemplo lo ocurrido el pasado fin de semana en el Alarde de Hondarribia, un «paso atrás» que calificó de «intolerable vergüenza».

La otra gran movilización ha sido la de los pensionistas, a la que EH Bildu considera que tampoco ha atendido el PNV, que salvó los presupuestos del PP en el Estado español.

Presupuestos sociales

Preguntada por la posibilidad de un acuerdo presupuestario con el Ejecutivo de Urkullu, Maddalen Iriarte recordó que es el Gobierno el que tiene un problema porque optó por una coalición sin mayoría.

Iriarte apuntó que EH Bildu ha demostrado que con ella se puede llegar a acuerdos, pero puso como condición negociar unos presupuestos sociales.

El 73,2% de las iniciativas en el Parlamento han sido sociales

En lo que va de legislatura, EH Bildu ha presentado un total de 1178 iniciativas en el Parlamento de Gasteiz, de las cuales 862, es decir, un 73,2%, han tenido un carácter socio-económico o socio-cultural, según una estadística sobre su actividad en la Cámara que el grupo de la izquierda independentista puso ayer a disposición de los medios de comunicación.

El informe especifica que de las 1178 iniciativas de todo tipo que EH Bildu ha impulsado en esta legislatura, 52 (4,4%) han estado relacionadas con el estatus político, y otras 88 (7,5%) con materias que se pueden encuadrar en el ámbito de la resolución y normalización.

El mayor número de propuestas se han referido a cuestiones socioeconómicas, que han sumado 438 iniciativas (37,2%). Le siguen las 424 propuestas (36%) de problemáticas socioculturales.

El resto, 177 intervenciones, se han centrado en otras cuestiones que se puede considerar que tienen un carácter trasversal.I.I.