2018/10/11

Dos hombres mueren en Orkoien en otro posible caso de violencia machista

Un varón y su expareja aparecen muertos en un piso de Orkoien. Al parecer, uno de ellos mató al otro y después se suicidó con un arma de fuego. La hermana de uno de los fallecidos encontró los cadáveres.

Aritz INTXUSTA|IRUÑEA

SECRETO


El juez de guardia decretó el secreto de sumario. Acudió en persona al escenario del crimen, de donde salió a sobre las 15.00. La autopsia se realizará en el Instituto Navarro de Medicina Legal.

El juez instructor decretó ayer el secreto de sumario tras encontrarse dos cadáveres en un piso del Paseo Saramago de Orkoien. El hallazgo fue realizado por una de las hermanas de uno de los fallecidos, un varón de 54 años vecino de Orkoien. El otro cuerpo correspondería a la expareja de este, también de sexo masculino, de nacionalidad búlgara. No se inició ninguna operación de búsqueda de ningún sospechoso, por lo que la investigación apunta con claridad a que uno de ellos mató al otro con un arma de fuego y después se suicidó.

Esta versión cuadra con los datos facilitados por la hermana del vecino a los medios de comunicación. Ella aseguró que los dos varones mantuvieron una relación sentimental y que la expareja de su hermano llegó a amenazarle de muerte en alguna ocasión.

El juez Fermín Otamendi decretó el secreto de sumario por la mañana y es la Policía Foral la que lleva las investigaciones. El instructor se trasladó enseguida hasta el lugar de los hechos, donde permaneció hasta eso de las 15.00 inspeccionando el escenario junto con los especialistas de la Científica de Policía Foral. Otamendi abandonó el lugar una media hora antes de que se procediera al levantamiento de los cadáveres.

Los cuerpos fueron trasladados en un vehículo fúnebre hasta el Instituto Navarro de Medicina Legal para practicarles las autopsias. Una vez abandonaron el edificio, la Policía Foral levantó el cordón de seguridad que impedía el paso al portal número 9 del paseo donde se produjeron los hechos.

Policías, médicos y sicólogo

El hallazgo de los cadáveres no se produjo debido a que alguien escuchara el tiroteo, sino que fue fortuito. La hermana llamó a emergencias a las 11.36 horas. SOS Navarra movilizó un equipo médico, dotaciones de Policía Foral y un psicólogo para que atendiera a la alertante, debido a la crisis nerviosa derivada del shock.

Siempre siguiendo fuentes de la familia de uno de los fallecidos y a la espera de que los datos se puedan contrastar una vez se levante el secreto sumarial, un vecino apuntó que creyó escuchar disparos el martes. Lo cuerpos, por tanto, se encontraron un día después.

Los hechos conmocionaron esta localidad de Iruñerria que cuenta con una población de 4.000 habitantes. Por otro lado, tampoco se tiene constancia de un crimen machista con un varón como víctima en los últimos años en Nafarroa. El último feminicidio que se investiga en Nafarroa ocurrió en Uharte a finales de agosto. La mujer de un maltratador habitual apareció muerta tras una paliza.