2018/10/11

Llega a Florida «el mayor huracán en cien años»

Michael, que los meteorólogos pronostican como el mayor huracán que llega a Florida «en cien años», alcanzó el litoral con una categoría 4, mientras los habitantes y las autoridades esperaban sus consecuencias catastróficas.

GARA|MIAMI
Florida
El viento arrastra contenedores, ramas y residuos en Panama City, Florida. (Joe RAEDLE/AFP)

El ojo del huracán Michael, con una intensidad cerca de la máxima en las escalas y vientos sostenidos de 250 kilómetros por hora y rachas aún mayores, alcanzó ayer la costa noroeste de Florida a media mañana. «Michael se intensifica al tocar tierra cerca de Mexico Beach», ciudad situada en el Golfo de México, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

Los meteorólogos auguraban que esta tempestad «potencialmente catastrófica» iba a provocar fuertes precipitaciones y peligrosas inundaciones, sobre todo en la costa, y se esperaba que Florida y Georgia podrían quedar sin suministro eléctrico durante semanas.

Michael será «la tormenta más potente en más de cien años» en algunas regiones, alertaron los servicios de emergencia.

Desplazándose a 22 kilómetros por hora, sus vientos huracanados se dejaban sentir hasta a 75 kilómetros del ojo.

Se espera que Michael se debilite al atravesar el sudeste de Estados Unidos hasta el jueves, tras recorrer Alabama y Georgia.

Tallahasee, capital de Florida, se transformó en una ciudad fantasma en la que Caitlin Staniec, de 28 años, describía una situación «apocalíptica y extraña». El gobernador, Rick Scott, dijo estar muy preocupado por las personas que decidieron no evacuar la ciudad.

Casi 375.000 personas en más de 20 condados recibieron la orden o fueron instadas a dejar sus hogares, pero según el sherif del condado de Franklin, medio centenar de persona decidieron allí hacer frente al huracán.

Las autoridades insistieron durante la mañana que ya era demasiado tarde para alejarse de las costas y aconsejaron a los recalcitrantes que no salieran. «No se encuentren en medio de todo esto. No sobrevivirían. Es mortal», advirtió el gobernador. El aumento del nivel del mar puede llegar a los 4,30 metros en algunos lugares, según el NHC, que ya había registrado una rápida elevación de más de 2,10 metros en Apalachicola (condado de Franklin) antes de a llegada de Michael al litoral.

«Estamos muy bien preparados», aseguró el martes el presidente, Donald Trump. «Continuamos preparando nuestros esfuerzos para una respuesta rápida. Tenemos camiones dispuestos para salir, cargados de toneladas de alimentos, agua y otros suministros básicos», afirmó el gobernador, que también señaló que cuentan con más de un «millar de especialistas en búsqueda y rescate de personas» y 3.500 efectivos de la Guardia Nacional.

Trump aprobó el martes el esto de emergencia declarado la víspera en 35 condados para desbloquear medios materiales, así como fondos federales para hacer frente a las consecuencias del huracán. También Alabama y Georgia declararon el estado de catástrofe mientras Carolina del Norte, afectado en setiembre por el huracán Florence, se encontraba en alerta.

 

Al menos diez personas muertas y un niño desaparecido en las inundaciones de Mallorca

Diez personas murieron y un niño de cinco años continuaba ayer desaparecido por las inundaciones sufridas en la comarca de Levante de Mallorca tras las lluvias torrenciales registradas el martes, que llegaron a descargar hasta 230 litros de agua por metro cuadrado. En Sant Llorenç des Cardassar, la localidad más afectada, las calles anegadas de fango y la destrucción daban testimonio de la violencia con la que el torrente atravesó la población.

Más de doscientas personas tuvieron que ser desalojadas de sus viviendas y dos seguían ayer hospitalizadas. Entre el destrozo causado por el agua y el barro, muchos vecinos lamentaban que lo habían «perdido todo». «Lo más triste es la gente que ha muerto, lo otro en un par de años...», explicaba Antoni, que ha perdido todos los muebles de un almacén, parte de la maquinaria de su carpintería, una furgoneta y dos coches.Los servicios de rescate continuaron durante la noche de ayer buscando a un niño al que el torrente sorprendió en el coche junto a su madre y una hermana de siete años. Según los testigos, la mujer logró sacar a la niña pero no al pequeño. El cadáver de la madre fue en el interior del automóvil. Más de seiscientas personas, entre militares, policías, bomberos y psicólogos, integran el dispositivo sobre el terreno. GARA


 

Loading player...