2018/10/11

Marlaska corrige a Gasco: Donostia seguirá teniendo cárcel y estará en Zubieta

El Gobierno del PSOE mantiene el plan de construir una cárcel en Zubieta y apunta a un cierre rápido de Martutene. El ministro de Interior deja en agua de borrajas la filtración de Ernesto Gasco en agosto.

GARA|DONOSTIA
1011_eh_martutene

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, anunció ayer que cerrará la prisión de Martutene una vez esté construido un nuevo centro penitenciario en el polígono de Zubieta y además un centro de integración social, que se realizarán «con la mayor celeridad».

La afirmación se produjo ayer en el pleno del Congreso, a preguntas del PNV, después de que en el mes de agosto el teniente de alcalde donostiarra, Ernesto Gasco (PSE), hubiera filtrado que se sopesaba no construir una nueva cárcel en Gipuzkoa, sino únicamente un CIS, lo que abocaría al traslado de los presos a Zaballa. Tanto reclusos como abogados firmaron un escrito en el que rechazaban esa opción y alertaba de los perjucios que les causaría.

Remontándose al inicio del asunto, cabe recordar que ya en 2005 el Ministerio del Interior y el Ayuntamiento de Donostia acordaron el cierre de la cárcel de Martutene.

Zubieta, barrio en el que también se construye la polémica incineradora, apareció enseguida como posible ubicación. Grande-Marlaska la confirma ahora tras las dudas de las últimas semanas. Dijo concretamente que se tratará de «un centro pequeño o mediano, acorde a las necesidades», que daría cabida a unos 200 o 300 presos y contaría con un CIS para garantizar los terceros grados y medidas alternativas.

Sin fechas por ahora

Grande-Marlaska no dio fechas, pero sí insistió en que la intención es hacerlo todo con celeridad. El Ayuntamiento de Donostia mete prisa también con Martutene, una zona que quiere liberar para construir vivienda.

Marlaska añadió, en respuesta a una pregunta del diputado del PNV Mikel Legarda, que «la planificación del conjunto de centros penitenciarios para determinar aquellos que pueden ser amortizados, aquellos que exigen una reubicación y reestructuración, verá la luz próximamente».

En la réplica, Mikel Legarda se quejó de que el titular de Interior «no ha despejado ninguna duda» e incidió en que la cárcel de Martutene «fue inaugurada en 1948 por Franco, es una de las cárceles más antiguas en uso en España y es en donde se reprimió duramente al nacionalismo vasco». La comparó con «lo que significa Carabanchel» para los antifranquistas españoles.

Tras conocer el anuncio del ministro, desde Donostia el alcalde, Eneko Goia, también lamentó que no se pongan fechas ni al derribo de Martutene ni a la construcción del penal de Zubieta. Saludó que parezca haber voluntad para ello pero insistió en reclamar «prudencia» a la espera de si se materializa tal intención, dados los antecedentes.

Eneko Goia subrayó que acabar con el vetusto penal les resulta clave sobre todo para seguir desarrollando el proyecto urbanístico de Txomin Enea.

200-300 PRESOS


Grande-Marlaska señaló que se pretende construir un penal «pequeño o mediano» y apuntó esa capacidad, que resulta similar a la que hoy tiene Martutene.