2018/11/09

La mitad de las personas pobres en Nafarroa sufren pobreza severa

La pobreza severa sube por quinto año consecutivo en Nafarroa. 26.000 personas residen en hogares cuyos ingresos son inferiores a 355 euros. Más de 86.000 personas viven en riesgo de pobreza y/o exclusión social, según la Red Navarra de Lucha contra la Pobreza.

GARA|IRUÑEA

NUEVA CLASE


La Red habla de una nueva clase trabajadora empobrecida, que emerge de una situación derivada de la crisis socio-económica que ha empeorado y precarizado las condiciones laborales en cuanto a salario y temporalidad.

La Red Navarra de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social presentó ayer los datos de Nafarroa del informe “El Estado de la Pobreza. Seguimiento del indicador de pobreza y exclusión social en España 2008–2017”. El estudio destaca que en 2017, según el indicador europeo AROPE, aproximadamente el 13,5% de la población, lo que supone, en términos absolutos unas 86.500 personas, viven en riesgo de pobreza y/o exclusión social en Nafarroa, cifra que supone un aumento de 0,5%, algo más de 3.000 personas con respecto a las del año anterior.

La Red considera preocupantes los datos de pobreza severa (30% de la mediana de renta) que se sitúa en el 4,1 % de la población, cifra que crece por quinto año consecutivo. La mitad de las personas pobres en el herrialde están en situación de pobreza severa (26.000 personas), es decir, residen en hogares cuyos ingresos son inferiores a 355 euros por unidad de consumo.

Por otro lado, la tasa de pobreza, o porcentaje de personas que viven en hogares cuya renta es inferior al umbral de riesgo de pobreza, marca un dato positivo y baja a un 8,3%.

El género, factor importante

Desde que comenzó la crisis la situación de vulnerabilidad de las personas se ha incrementado casi en un 5%, lo que supone que unas 33.000 personas más están en riesgo o en situación de pobreza.

Otro de los datos principales que se extraen del informe sobre el Estado de la Pobreza, es la tasa AROPE femenina, en la que se puede observar que el sesgo de género es un factor importante. Mientras que la tasa masculina ha disminuido y se sitúa en un 11,9% (37.954 hombres), la tasa femenina ha aumentado hasta en un 4%, siendo un 15% de mujeres las que se encuentran en situación de pobreza y exclusión social (5.000 más que en los datos del año anterior).

Ante estos datos, la Red Navarra de Lucha contra la Pobreza destaca la necesidad de apostar por políticas activas de prevención y acompañamiento, con perspectiva de género, que se sumen a las ya existentes, para acabar con esta pobreza que «parece estar cronificándose».