2018/11/09

Una marcha exige justicia para «Pitu» y otra Policía

Una manifestación, en la que participaron en torno a 1.200 personas, exigió ayer a la tarde en Bilbo justicia para Iñigo Cabacas y que se afronte un cambio de modelo policial para que casos como el que la Audiencia de Bizkaia juzga parcialmente no se repitan. Ante la sede judicial donde hoy quedará visto para sentencia el juicio contra seis ertzainas, subrayaron que no van a dejar a Manu y Fina solos, «les vamos a proteger y acompañar hasta el final».

Agustín GOIKOETXEA|BILBO
1109_eh_cabacas

De nuevo, ante el Palacio de Justicia de Bilbo finalizó ayer una nueva movilización para exigir que todos los implicados en la actuación de la Ertzaintza que acabó con la vida de Iñigo Cabacas asuman sus responsabilidades. Lo hicieron ante la sede judicial donde hoy quedará visto para sentencia el juicio contra seis policías autonómicos acusados de homicidio por imprudencia profesional grave.

La marcha partió del callejón de María Díaz de Haro donde la noche del 5 de abril de 2012 cayó herido de muerte ‘‘Pitu’’, como llamaban cariñosamente sus amigos a Iñigo Cabacas. A la cabeza, familiares y amigos portando una pancarta con el lema ‘‘Unea heldu da justizia Iñigorentzat» mientras se sucedían consignas como «justizia Iñigorentzat», «Iñigo Cabacas gogoan zaitugu», «Policía asesina», «erredunak espetxera» y «eta Pitu zer», entre otras.

La marcha recorrió Licenciado Poza y otras céntricas calles de la capital vizcaina hasta llegar frente al lugar donde hoy se reanuda la vista con la exposición de los informes por cada una de las partes. Defensas de los ertzainas y Fiscalía expondrán por qué solicitan la absolución mientras la acusación particular que ejerce la familia de la víctima pedirá para cada uno de los acusados cuatro años de cárcel y seis de inhabilitación.

Desde la dinámica Iñigo Justizia reclamaron estar atentos ante la resolución que pueda dictar el tribunal que conforman los magistrados Reyes Goenaga, Juan Manuel Iruretagoyena y Jesús Agustín Puello. En ellos, dijo luego Manu Cabacas tener alguna esperanza, no en la fiscal Pilar Giménez. «Sabemos que es difícil mantener la tensión, y con eso han jugado todo este tiempo, y les ha salido mal, porque sabemos que vais a estar dispuestos y dispuestas a que cuando llegue el momento, si la sentencia no es la adecuada, se responda cómo se ha de responder. Como se hace en este pueblo», remarcaron.

«Exigíamos justicia cuando llegamos aquí y de nuevo remarcamos que la sociedad de este país no entendería una sentencia que no fuese una condena», defendieron. También que desde el Ejecutivo de Lakua se afronte una transformación radical de la Ertzaintza. «Si algo ha quedado meridianamente claro en estas semanas es precisamente eso, que este modelo de Policía no vale, no tiene sitio en nuestra sociedad, es inadmisible y necesita un cambio de manera muy urgente», enfatizaron.

Es uno de los mínimos que llevan planteando, que haya garantías de que un caso como este no vuelva a producirse y el cambio de modelo policial es la clave. Es una de las demandas, asociada a que se reconozca lo sucedido aquella noche, los responsables hagan frente a las consecuencias y se repare a una familia maltratada.

«Si hemos llegado hasta aquí ha sido gracias a la lucha y el compromiso de la gente, y este compromiso es el que vamos a tener que mantener, porque mañana no se acaba el caso del homicidio de Iñigo», dejaron bien sentado, animando a mantener la movilización social.

La razón principal es que el juicio no ha hecho sino acrecentar su temor de que esa resolución judicial avale la impunidad total. «No podemos decir que este juicio nos haya tranquilizado. Es más, podemos asegurar que lo oído aquí estas tres semanas nos ha encendido, nos ha dolido y hasta nos ha destrozado en algunos momentos», confesaron desde la dinámica.

Después de reivindicar verdad, justicia, reparación y garantías, desde Iñigo Justizia sacan la conclusión de que, por lo escuchado en la sala de vistas, los responsables del pelotazo que acabó con la vida del aficionado del Athletic siguen impunes. «No estamos hablando solamente de Ugarteko, en esa lista también deben estar Otaola, Aldekoa, Rodolfo Ares, Estefanía Beltrán de Heredia... y varios nombres más», subrayaron. Mención aparte hicieron al papel del Ministerio Público. «Dice que no hay delito .. que no hay delito .. Fina ayer decía que les humilla y les degrada al decir que no hay delito .. Nosotros y nosotras decimos que es vergonzoso e inadmisible el papel que la Fiscalía ha jugado tras la muerte de Iñigo», destacaron.

AGRADECIMIENTO


Tras gritos de apoyo a Manu y Fina, ambos subieron a la tarima para agradecer el respaldo que llevan recibiendo desde que emprendieron su lucha para que aquellos que tuvieron que ver con la muerte de su único hijo paguen por ello.