2018/12/06

Otegi no ve «acercamiento real» con Lakua sobre los presupuestos

Otegi advirtió al Ejecutivo de Gasteiz que estará cometiendo «un grave error político» si opta por el «planteamiento irresponsable» de «dar la espalda» a los ciudadanos para «priorizar otro gasto». Urkullu respondió que harán un esfuerzo para contar con un presupuesto aprobado y mostró sus dudas con EH Bildu: «No sé si al final habrá vértigo».

Ibai AZPARREN|IRUÑEA

AMBAS PARTES TOMAN POSTURA


EH Bildu y PNV marcaron el terreno de cara a una posible prórroga de los presupuestos de 2019. Con todo, la primera cita es el pleno del próximo martes en el Parlamento de Gasteiz, en el que se debatirán y votarán las enmiendas a la totalidad.

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, aseguró ayer que no ha habido «un acercamiento real en términos estructurales» con el Gobierno de Lakua en la negociación de los presupuestos de 2019, y advirtió de que el Ejecutivo estará cometiendo «un grave error político» si opta por «el planteamiento irresponsable» de «dar la espalda» a los ciudadanos para «priorizar otro gasto».

Así, Otegi matizó en Radio Euskadi las declaraciones del portavoz del Gobierno de Lakua, Josu Erkoreka, quien el pasado martes afirmó que se habían «aproximado posiciones» con EH Bildu en la negociación sobre los presupuestos de 2019, aunque «no lo suficiente», por lo que las conversaciones entre las partes continúan.

Asimismo, el coordinador general de EH Bildu precisó que «no ha habido un acercamiento real en términos estructurales» hacia lo que su grupo había demandado «para conectar las necesidades sociales del país con el gasto presupuestario». A su juicio, «si el Gobierno vasco decide no hacerlo, será su responsabilidad». En este sentido, explicó que EH Bildu está haciendo «un esfuerzo por intentar conectar las necesidades sociales» y no entendería que, en una situación como la actual en la que se ha incrementado la recaudación y el Ejecutivo «dispone de 500 millones no ejecutados de la partida anterior de presupuestos», no hiciera «un esfuerzo» por entender que no se pueden construir unos presupuestos dando la espalda a los pensionistas, a las mujeres o a los jóvenes.

Otegi volvió a recordar que EH Bildu plantea «dos condiciones» para la aprobación de los presupuestos. La primera, que haya «suficiencia financiera» para complementar pensiones, impulsar el empleo y luchar contra la brecha salarial. Y en segundo lugar, remarcó la necesidad de «tomar medidas estructurales» y «cambiar las políticas económicas y sociales» para que haya «pensiones dignas». Por lo tanto, insistió en que «si no se producen estos esfuerzos en esos sentidos», EH Bildu no aprobará el presupuestos.

Urkullu duda de EH Bildu

Por su parte, el lehendakari, Iñigo Urkullu, afirmó que su Gobierno va a hacer «el máximo esfuerzo» por «contar con un presupuesto aprobado» e indicó que, tras el «autodescarte» de PP y Elkarrekin Podemos, el proceso negociador se centra en EH Bildu, coalición que no sabe si finalmente tendrá «vértigo» a pactar «con el Gobierno Vasco».

Según precisó el presidente del Ejecutivo, dicha negociación se centra en dos ámbitos «muy concretos», por una parte, la Renta de Garantía de Ingresos como «complemento también para los pensionistas en situación de mayor necesidad», y las políticas de empleo. En consecuencia, indicó que si finalmente no hay acuerdo, «cada uno sabrá» explicar a la ciudadanía qué consecuencias trae la no aprobación de los presupuestos.