2018/12/07

La OPEP supedita el recorte a Rusia y otros productores, con los que se reúne hoy

Sin declaración final y sin comparecencia. Así finalizó, tras seis horas, la 175 conferencia de la OPEP. Supedita su decisión de recortar la producción a la adhesión de Rusia y otros aliados, con los que se reúne hoy.

GARA|Viena

A LA BAJA


El precio del barril de petróleo Brent seguía cotizando a la baja tras el cierre de las bolsas europeas a la espera de la decisión de la OPEP. Llegó a caer un 5% y tocar un mínimo intradía de 59,14 dólares.

La OPEP se enfrentaba ayer a la decisión de aprobar un recorte a la producción de petróleo con el objetivo de incrementar los precios del crudo, que han sufrido un descenso acumulado de cerca del 30% desde principios de octubre.

Después de una reunión en Viena de alrededor de seis horas a puerta cerrada, la última en la que participaba Catar tras anunciar su salida de la organización el lunes pasado y marcada por las tensiones entre diferentes grupos de interés, la decisión de reducir la producción petrolera quedó pendiente de un pacto con los países aliados no miembros del grupo, con Rusia a la cabeza, con los que se reunirá hoy.

Según las declaraciones de los delegados antes de iniciarse la conferencia, los socios están a favor de rebajar los suministros, pero exigen que a esa medida se adhieran sus aliados, sobre todo Rusia. Los recortes de producción puestos sobre la mesa oscilaban entre 0,5 y 1,5 millones de barriles al día, y Arabia Saudí, principal productor de la organización, consideró «adecuada» la propuesta de recortar un millón de barriles al día para evitar un exceso de oferta en el primer semestre de 2019.

El ministro de energía Khalid al-Falih abogó por un recorte de la oferta conjunta de la organización y advertía ya antes de la conferencia de la importancia de involucrar a los países que no pertenecen a la OPEP. «Si no todo el mundo está dispuesto a unirse y contribuir por igual, esperaremos hasta que lo estén», declaró.

Consultas con Putin

Tras reunirse ayer en Viena con Al-Falih, el ministro de Energía ruso, Alexander Novak, regresó a su país para consultar con el presidente, Vladimir Putin, los próximos pasos a dar.

Se espera que Novak vuelva hoy a Viena con la respuesta, de la que dependerá en gran medida la decisión definitiva sobre los niveles de extracciones que mantendrán en el primer semestre del año.

Aparentemente, Rusia, líder de los aliados, solo habría aceptado reducir de forma muy moderada su bombeo, en torno a unos 150.000 mbd (de un total de más de 11 mbd), cerca de la mitad de lo planteado.