2019/01/11

Viaje de ida y vuelta

Ibai Gomez se despidió ayer de club y afición albiazules y será presentado hoy como jugador del Athletic.

GARA
0111_kir_p019f01

Ibai Gómez, que esta mañana será presentado como nuevo jugador del Athletic, se despidió ayer del Alavés entre lágrimas. En su comparecencia, el jugador leyó una nota en la que reconoció que es «un día muy importante» en su carrera porque «amo la profesión del fútbol» y se entrega «en cuerpo y alma al escudo que defiende».

Ibai deseó que el Alavés juegue en competición europea la temporada que viene y dijo que le costó «mucho tomar la decisión. Cuando surgió esta situación la simple idea de decir adiós al Glorioso hacía que se me saltaran las lágrimas».

El de Santutxu no quiso olvidarse de ningún miembro de la plantilla –porque «he forjado amistades en este club que no las rompen ni los tres goles en Girona»–, ni de los que han pasado por el club durante su estancia y agradeció al director deportivo, Sergio Fernández, y al presidente, Alfonso Fernández de Trocóniz, que se acordaran de él hace algo más de dos temporadas. Asimismo, remarcó que la afición albiazul es «lo único imprescindible en el club» y admitió que le hizo «llorar de emoción» en las semifinales y en la final de Copa.

El extremo se dirigió en primera persona al entrenador babazorro, Abelardo Fernández, y deseó que «algún día» pueda ser «capaz de transmitir como él», a lo que añadió que le echará de menos porque trabajar bajo sus órdenes ha sido «un placer».

Posibilidad hace un año

El jugador bilbaíno afirmó que le hubiera gustado tener «una andadura más larga» en este club, pero explicó que tanto él como el Alavés decidieron que «lo mejor» era salir en el mercado de invierno. En este sentido, desveló que en el invierno tuvo también la posibilidad de marcharse, pero que decidió quedarse y no dejar de lado al equipo, cuando atravesaba uno de los peores momentos.

«Os llevaré conmigo allá donde vaya», concluyó su alocución un Ibai que comenzó muy entero pero acabó entre lágrimas en una sala de prensa en la que estuvo acompañado por compañeros de equipo como Manu García, Rodrigo Ely, Rubén Sobrino, Martín Aguirregabiria y Jorge Franco “Burgui”.

Por su parte, Sergio Fernández, director deportivo alavesista, se desató en elogios con el futbolista, del que dijo que merece ser despedido «con todos los honores porque con su trabajo, ilusión y generosidad ha formado parte de una de las páginas más bonitas de la historia de nuestro club».

En su opinión, «Ibai representa los valores de lo que significa el Alavés» y concluyó dirigiéndose a él con un «esta es tu casa y siempre serás bienvenido».