2019/01/12

El libertad el expolicía detenido por disparar contra un caserío de Amurrio

El exagente de la Policía española, detenido como presunto autor del ataque a un caserío de Amurrio, quedó en libertad tras declarar ante el juez, que le imputa un delito de «tenencia ilícita de armas y munición».

GARA|AMURRIO
0112_eh_lezama

El exagente de la Policía española detenido como presunto autor del ataque contra el caserío de una familia vinculada a la izquierda abertzale en Lezama, un concejo del municipio alavés de Amurrio, fue puesto ayer en libertad provisional sin fianza.

Según informó EiTB, el juez le imputa un delito de «tenencia de armas y munición», ya que en el registro de su vivienda se encontraron una treintena de armas cortas y largas, la mayoría inutilizadas o en mal estado de conservación.

Además, fuentes del Departamento de Seguridad indicaron que el sospechoso, de 74 años, tenía una veintena de proyectiles de artillería en su casa, «todos inertes o sin peligro». Los artefactos fueron retirados por efectivos de la Unidad de Explosivos de la Ertzaintza, que los trasladaron a «un lugar seguro para su inspección».

Cabe señalar que, ni las fuentes consultadas por este periódico, ni las agencias de información, pudieron concretar si el expolicía está imputado por efectuar el disparo contra la casa de familia Azkarraga Isasi, motivo por el que fue identificado y posteriormente detenido.

El ataque contra el caserío tuvo lugar el pasado domingo, 6 de enero, sobre las 11.00. La bala de 9 mm entró por la ventana de la cocina y pasó entre los presentes, poniendo en riesgo sus vidas, tal como advirtió Mertxe Azkarraga, que el martes compareció ante los medios en nombre de la familia.

Desde el primer momento Sortu mostró su preocupación por el hecho de que no se tomasen medidas cautelares contra el sospechoso, y alertó de que «esto ha pasado en un contexto muy determinado: en un contexto en el que la derecha española está cultivando el odio».

Preguntas de EH Bildu

Por su parte, la diputada de EH Bildu en el Congreso Marian Beitialarrangoitia presentó este miércoles una batería de preguntas dirigidas al Gobierno español. Entre otras cuestiones, pregunta «cómo es posible que policías o expolicías tengan acceso a armamento no reglamentario y munición especial como la empleada».

«¿En el caso concreto que nos ocupa, cuál es el motivo por el que un expolicía puede conservar un arma tras dejar su actividad?», pregunta la diputada soberanista, que advierte de que «la motivación política de la grave agresión de Amurrio es evidente, ¿no cree el Gobierno que debería de actuar habida cuenta del marcado auge de la extrema derecha?».

«¿No cree el Gobierno que de confirmarse la autoría de un expolicía en la agresión, debería posicionarse públicamente al respecto, denunciando lo ocurrido y actuando para impedir que estos hechos se repitan?».

ARMAS Y ARTILLERÍA


El exagente de la Policía española tenía en casa una treintena de armas cortas y largas, la mayoría inutilizadas o en mal estado. También tenía una veintena de proyectiles de artillería, «todas ellas inertes».