2019/01/12

Se mantiene la huelga en la red concertada tras concluir la reunión sin acuerdo

La huelga de ocho días convocada a partir del próximo miércoles en los colegios concertados de iniciativa social de la CAV se mantiene al haber concluido sin acuerdo la reunión entre la patronal y los sindicatos.

GARA|BILBO

120.000 ALUMNAS


El conflicto laboral en los 215 centros educativos que tiene la red concertada afecta a 120.000 alumnas y alumnos y 9.000 trabajadores.

ELA, Steilas, CCOO, LAB y UGT consideran insuficientes los últimos intentos de acercamiento de las patronales para renovar el convenio del sector tras la reunión celebrada ayer en la sede de ELA en Bilbo. Las centrales aseguraron, en un comunicado conjunto, que Kristau Eskola y Aice-Izei se limitaron a concretar una propuesta que ya presentaron la semana pasada en encuentros bilaterales con cada uno de los sindicatos.

Ya en ese momento, las centrales trasladaron que la oferta era «insuficiente» y pidieron una nueva propuesta que respondiese a las reivindicaciones de la plataforma sindical conjunta. En la mesa de negociación de ayer, sin embargo, la patronal siguió «muy alejada de las demandas sindicales».

«No nos dejan otra alternativa que seguir adelante con las movilizaciones y huelgas previstas para la semana próxima», remarcaron. Recordaron que el sector no ha renovado el convenio desde cerca de una década; acumula una pérdida del poder adquisitivo superior al 10%; la carga de trabajo «ha llegado a ser insoportable», y los colectivos de apoyo educativo y primer ciclo de Educación Infantil «crecen en precariedad».

También destacaron que, debido al descenso de la tasa de natalidad, «se ha empezado a despedir a personal» a la vez que ha aumentado la subcontratación. Citaron, asimismo, que todavía «está pendiente» la homologación del profesorado de 1º y 2º de la ESO así como una mejor regulación de la Formación Profesional.

Declaración de Kristau Eskola

Por su parte, Kristau Eskola pidió a los sindicatos «responsabilidad y profesionalidad» de cara a poder lograr un acuerdo básico necesario. «Consideramos que es una irresponsabilidad que los sindicatos no respondan con argumentos y planteamientos concretos a la última propuesta presentada y que sigan con afirmaciones generalistas que imposibilitan una verdadera negociación», indicó en un breve comunicado publicado después del encuentro. 

«Compartimos con las familias su preocupación y les comunicamos que estamos haciendo todo lo que está en nuestras manos», añadió.