2019/04/16

El Aita Mari arriba a Palma por la orden de Madrid pero teme ser bloqueado allí

Está previsto que el Aita Mari llegue hoy a Palma de Mallorca, curse el despacho que le requiere el Gobierno español y siga rumbo a Lesbos, pero la tripulación teme que el barco sea bloqueado en puerto.

Nerea GOTI|BILBO
O416_eh_aitamari

El Aita Mari llegará a primera hora de la mañana de hoy al puerto de Palma de Mallorca. Ayer ya iniciaron los trámites para solicitar a través de un consignatario el despacho necesario para poder continuar con su viaje a Lesbos, pero ya habrá perdido dos días de navegación en su misión humanitaria, además del consiguiente incremento del gasto en combustible, que no tenían previsto, y una preocupación aún mayor; la posibilidad de que llegados a Palma sean bloqueados en puerto.

El pesquero convertido en buque de salvamento zarpó el pasado viernes desde Lisboa rumbo a Lesbos. Transporta ayuda humanitaria –productos médicos y de higiene básicos y leche en polvo para bebés– y su propósito es utilizar el barco como hospital en las islas griegas, pero no dedicarse a labores de salvamento.

Tras salir de Lisboa, con la correspondiente autorización de las autoridades portuguesas, el Aita Mari recibió el sábado una comunicación de la Autoridad Marítima española. En ella se advertía a la tripulación que no tiene permiso para dirigirse al Mediterráneo y se le requería que antes «proceda a puerto español», solicite despacho indicando puerto o zona de destino y detalle la actividad que pretende realizar.

Esos trámites comenzaron ayer, cuando el Aita Mari ya viajaba rumbo a Palma de Mallorca, según explicaron a GARA fuentes de la ONG Salvamento Marítimo Humanitario. «Cabreados» por el requerimiento del Gobierno español de interrumpir su misión para recalar en Palma con todo lo que supone, fuentes de la ONG Salvamento Marítimo Humanitario indicaron que su idea es cumplir con la legalidad, «como siempre hemos hecho».

«Si todo fuese normal, deberíamos llegar a puerto, nos deberían dar el despacho y podríamos seguir ruta, lo que pasa es que mucho nos tememos que eso no va aser así , sino que vamos a llegar a puerto y nos van a dejar ahí bloqueados», señalaron activistas de la ONG.

La plataforma Ongi Etorri Errefuxiatuak censuró ayer la gestión del Gobierno de Pedro Sánchez con el Aita Mari, al que reclamó «un planteamiento diferente, un planteamiento de sí a los derechos humanos».

Por su parte, el portavoz del PNV en el Congreso y cabeza de lista del PNV al Congreso por Bizkaia, Aitor Esteban, pidió explicaciones al Ejecutivo de Pedro Sánchez. «Hay una autorización dada por Portugal para el transporte de productos médicos y de higiene básicos y leche en polvo para bebés que es absolutamente legal», apuntó Esteban.

«DE IZQUIERDAS»


La plataforma Ongi Etorri Errefuxiatuak, que ayer escenificó en Bilbo un cortejo fúnebre ante «las políticas de la muerte» en el Mediterráneo, denunció la gestión del Gobierno del PSOE, «que se dice de izquierdas», con el buque humanitario.