2019/04/16

La Mancomunidad Vasca da luz verde a sus cuentas

La institución aprueba por amplia mayoría y con algunas críticas un presupuesto de 586 millones que incluye un fondo económico específico para el interior y respalda el proyecto energético I-Ener

Maite UBIRIA BEAUMONT|BAIONA
0414_eh_mancomunidad

El presupuesto de la institución de Iparralde, y sus 13 anexos, recibió la luz verde de su consejo comunitario el sábado en Baiona. Tras una reunión que se prolongó durante cinco horas, las cuentas para 2019 salían adelante al recibir 191 votos a favor, 3 en contra y 3 abstenciones.

Con ese voto volvía a quedar claro que, tras dos años de andadura, la Mancomunidad Vasca sigue optando por los compromisos amplios y transversales como herramienta de trabajo para, paso a paso, seguir perfilando su proyecto territorial.

Con todo, en la reunión se puso de manifiesto que la cercanía de las elecciones municipales –que tendrán lugar en 2020– empieza a hacer mella. Algo que quedó patente con las críticas vertidas por el concejal de oposición baionarra, Mathieu Bergé, con respecto al gasto de personal, o por el primer edil de Bidarte, Emmanuel Alzuri, inquieto por el endeudamiento.

El presidente de la Mancomunidad, Jean-René Etchegaray, defendió el proyecto como «sólido y sano», dijo, y también remarcó que no se subirán las tasas a los ciudadanos, «pese a la bajada de las aportaciones del Estado».

Justificó la tendencia al alza del gasto porque la Mancomunidad asumió el pasado ejercicio un total de 21 competencias. Así la gestión del ciclo del agua –del saneamiento a la distribución– se lleva la partida más importante (62 millones), y la segunda más relevante, con 28 millones, se destinará a desarrollo económico. También destacan los 10 millones consagrados a proyectos para zonas rurales o los 100.000 euros con que la Mancomunidad entrará como accionista en la sociedad de producción energética I-Ener.