2019/04/16

Alberto CASTRO
Sigue la lucha por los 9.500 puntos

E l Ibex tampoco pudo ayer terminar la jornada por encima de los 9.500 puntos, pese a que durante varios momentos recuperaba ese nivel. Como mal menor, se quedaba al cierre muy cerca, con 9.497,10 puntos, después de sumar un 0,30%. Fue una sesión de vaivenes, sin grandes referencias para ayudar en las decisiones de los inversores, que siguen a la espera de conocer el desenlace de las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China, así como el resultado de los intentos de Theresa May por encarrilar el Brexit con la ayuda de los laboristas antes de las elecciones europeas de mayo. De momento, el secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, ha hecho un nuevo ejercicio de optimismo al señalar que el acuerdo está cerca. Más complicado parece, de momento, ver que el laborismo ampare a la primera ministra británica en su plan de salida si no ofrece modificaciones relevantes.

Las bolsas europeas, al igual que el Ibex, se desinflaron al final del día. Fráncfort (+0,17%) y París (+0,11%) cerraron en verde, mientras que Londres (-0,19%) acababa con pérdidas. Los índices de Wall Street abrieron a la baja arrastrados por la decepción de los resultados trimestrales de Goldman Sachs y Citigroup. Los inversores pusieron el foco en la caída de los ingresos de ambas entidades.

Por valores del Ibex, brillaba entre los ganadores Siemens Gamesa (+4,37%), catapultada por una recomendación de compra de Deutsche Bank. Por detrás terminaron Cellnex (+2,83%) y Ence (+1,60%). Además, Viscofan, la única empresa del selectivo con sede navarra, sumaba un 1%, tras celebrar la junta de accionistas el pasado viernes. En el lado de los perdedores, BBVA (-0,56%), Repsol (-0,53%) y Grifols (-0,26%) sufrieron los mayores recortes.