2019/04/24

De nuevo, la clave, marcar primero

Los hombres de Garitano visitan a un Leganés que de los once partidos de Liga en que se ha puesto por delante ha ganado nueve yempatado dos. Ante un rival que es el que más corre del Campeonato, el de Derio avanza que buscará frescura en el once de hoy.

Joseba VIVANCO
0424_kir_athletic

«El centro del campo, lugar donde se cuecen los éxitos y los fracasos, no será nunca nuestro si el rival de turno nos gana en fuerza y en velocidad, que es tanto como decir en entereza y sentido de anticipación. No se trata tanto de esperar a que el compañero se desmarque –esto es ya, también, un concepto anticuado– como de desmarcar la pelota, de remitirla al espacio vacío donde el compañero, a base de velocidad –siempre la velocidad y la fuerza–, puede anteponerse a su contrario. Este es el secreto a voces del otro fútbol». En el día después del Día del Libro, el novelista Miguel Delibes, que se estrenó con un breve comentario sobre un partido de fútbol y acabó escribiendo ‘‘Las ratas’’ o ‘‘Los santos inocentes’’, no podría describir mejor la antesala de los puntos que esta tarde dirimen Leganés y Athletic en su particular batalla en Butarque, el bregado barrio madrileño otrora industrial y encajonado entre las vías del ferrocarril, la M-40, A-4 y M-45.

Delibes, molesto como ninguno porque el nuevo fútbol priorizase la fuerza sobre la agilidad, escribió: «Hoy, antes que jugar más, se procura que el contrincante juegue menos. Interesa, más que jugar, no dejar jugar, destruir que crear». El encuentro de Butarque se nos antoja de poco jugar, o mejor, de no dejar jugar, de anteponerse al rival, de ondear la bandera propia en la zona ancha, de futbol alejado del pasto, también de desmarcar el balón al espacio –si queda resquicio de él– para que Williams imponga su velocidad, pero, sobre todo, de acertar cara a gol. Porque el que marque, como no hace tanto sucedió muy cerca de Leganés, en Getafe, habrá hecho lo suficiente para ganar. Los pepineros, ojo al dato, son uno de los tres equipos que todavía no han perdido este curso tras comenzar por delante: 11 partidos en que se adelantaron, 9 victorias y 2 empates.

Ni correr, ni posesión, el gol

Ninguno de los seis equipos que preceden al Athletic en la tabla se han ido con el botín de los tres puntos de Butarque, lo que dice bastante del hueso duro de roer que son los de Mauricio Pellegrino. Los de Gaizka Garitano deberían haber tomado buena nota de la derrota de Getafe, como también de la del Bernabéu. Aquí ya no basta con correr si quieres aspirar a algo más. Sobre todo porque el ‘Lega’ es el equipo que más kilómetros hace de la Liga. Expertos de la aplicación Mediacoach que nutre de datos y análisis a los diferentes equipos, han desvelado algo tan revelador como que el equipo que más corre suele acabar perdiendo. Y por qué, porque el que corre es el balón –a una media de 22,4 km/h– y no los futbolistas –a 6,6 hm/h–, algo que ya dijo Johan Cruyff y sin necesidad de nuevas tecnologías.

Tampoco la posesión, ya lo sabíamos, es la panacea –solo influiría un 5% en el marcador–, así que el mayor peso en el resultado final recae en algo de lo que este Athletic adolece en no pocas ocasiones: la finalización, un 40% de lo que refleje el luminoso dependerá de cuánto chutes y con qué precisión. Ni el que más centra al área, ni el que más córners saca, ni el que más roba cerca del área: el que mejor defina cara a portería. Esta tarde el Athletic, que corre, trata de tener la pelota, de centrar, sabe de sobra que hoy tiene una partida de ajedrez y que si en el ajedrez la clave es el mate al Rey, en el fútbol el mate es el gol.

«Será un partido muy parecido al de Getafe»

El Athletic sabe el partido que tiene ante sí. Lo dijo claramente ayer Gaizka Garitano, «será muy parecido al de Getafe». Lo que no sabemos si tiene tan claro es el once que alineará, porque como reconoció, «más que el planteamiento, a veces, estos partidos –por la consecución de tres en una semana– lo marca la condición de los jugadores, que el que juegue lo haga con chispa». Es por eso que entre las bajas por lesión –De Marcos viaja pero admitió que es duda– y la ausencia por sanción de Raúl García, la propuesta del de Derio sea una incógnita. «Algo de frescura habrá que aportar al equipo» y en ese sentido «hay que tomar las mejores decisiones». Juegue quien juegue, sea la apuesta por un equipo más físico o más jugón, tiene claro a quién se enfrentan. El Leganés es «un equipo que acumula muchos atrás, que llega con centro-remates muy peligrosos, hace un juego directo, son de los más fuertes físicamente de la Liga, tienen tres buenos delanteros, conceden poco y rentabilizan mucho sus goles... sabemos el tipo de partido que se juega allí». Vamos, como en Getafe. «Siempre que encajas poco estás más cerca de ganar –se refirió a los goles concedidos en las últimas dos jornadas–, pero también debemos amenazarles y hacer goles». Garitano, dijo, no renuncia al broche europeo. J.V.

FALLECE MC NEILL


El fallecimiento ayer, a los 79 años, del histórico capitán del Celtic Billy McNeill, al que el Athletic tenía previsto homenajear ante el Alavés con el “One Club Man Award”, retrasará su entrega hasta el partido frente al Celta.

SAQUES DE BANDA


Ojo a los saques de banda del Leganés. Garitano lo avisó ayer en su rueda de prensa y es que lleva cuatro goles a partir de esta jugada, el equipo que más tantos ha anotado de la Liga con esta estrategia.