2019/05/15

Guaidó recurre al Ejército de EEUU tras fracasar en la calle

El autoproclamado presidente de Venezuela Juan Guaidó busca el apoyo del Ejército estadounidense para sacar de la Presidencia a Nicolás Maduro tras su fallido intento de golpe de Estado. Su representante en Washington, Carlos Vecchio, ha pedido una reunión con Craig Faller, jefe del Comando Sur de EEUU. El secretario de Estado, Mike Pompeo, pidió ayer a su homólogo ruso, Serguei Lavrov, con quien se reunió en Sochi, que «cese su apoyo» a Maduro.

GARA|CARACAS
0514_mun_guaido

El delegado del autoproclamado presidente Juan Guaidó, Carlos Vecchio, solicitó en una carta fechada el 11 de mayo una reunión con el jefe del Comando Sur de Estados Unidos, Craig Faller, para «aliviar el sufrimiento del pueblo venezolano y restablecer la democracia».

La semana pasada, Faller advirtió al Ejército venezolano de que debe decidir si apoya al pueblo o a un «tirano», en referencia a Maduro, y luego se puso a las órdenes de Guaidó para conversar sobre un «apoyo» a jefes militares que den la espalda al mandatario venezolano.

La vicepresidenta, Delcy Rodríguez, rechazó el contenido de la carta del delegado de Guaidó. «Hemos rechazado, leído, un adefesio, una carta, que manda uno de los golpistas que hoy se esconde en Washington, donde pide la intervención militar en Venezuela», destacó en una intervención televisada.

«Rechazamos, condenamos, este tipo de posiciones tan sumisas, lacayas, entreguistas (…) No solamente las condenamos, sino sabemos que están condenadas al fracaso», declaró Rodríguez acompañada de Vladimir Padrino, ministro de Defensa.

Desde enero «la estrategia de la oposición ha sido aumentar la presión interna y externa para producir la fractura en la cúpula del gobierno y eso no se ha cumplido. El Gobierno se mantiene cohesionado», subrayó a AFP el politólogo Ricardo Sucre. «Guaidó vendió la percepción de que el apoyo a Nicolás Maduro dentro de la Fuerza Armada no era tan fuerte, pero la realidad lo contradijo, por lo que ahora tiene menos poder de negociación», resaltó la firma Eurasia Group. «La participación probablemente seguirá decayendo en las próximas semanas, llevando a Guaidó a centrarse cada vez más en actores externos, sugiriendo explícitamente el apoyo militar de EEUU», agregó. Por otro lado, diputados opositores denunciaron que agentes de la Guardia y la Policía nacionales bolivarianas y del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional se desplegaron en el Parlamento en busca de artefactos explosivos, lo que consideraron una excusa para im y la sesión ordinaria de este órgano que el Tribunal Supremo considera en desacato. Por ello, afirmaron que utilizarían una «sede alternativa».

 

Ordenan desalojar la embajada en Washington

EEUU colocó una notificación en la entrada de la embajada de Venezuela en Washington en la que ordena a los «invasores» –en alusión a los activistas partidarios del presidente Nicolás Maduro que entraron en el inmueble tras la salida de los diplomáticos para impedir la entrada de los opositores– a desalojarla bajo amenaza de arresto.

Algunos optaron por abandonar el recinto diplomático, pero cuatro de ellos decidieron seguir en su interior dispuestos a resistir y a ser detenidos por las autoridades ante una orden de evacuación que calificaron de ilegal.Entrada ya la noche del lunes, las autoridades forzaron la entrada de la embajada y varios policías se agolparon en la puerta, en lo que parecía el inicio del anunciado desalojo de la legación. Sin embargo, la mediación de los abogados de los activistas hizo que minutos después los policías cerrasen la puerta y permitiesen a las cuatro personas permanecer en el edificio. La oposición aseguró, no obstante, que el desalojo «es cuestión de horas».GARA