2019/06/11

PNV y PSE alcanzan un principio de pacto y el PP busca favores en Araba

Los partidos apuran movimientos para la constitución de los ayuntamientos y la elección de las alcaldías del sábado. PNV y PSE anticiparon ayer un acuerdo general para asegurarse gobiernos tranquilos allí donde se hagan con la vara de mando, mientras que el PP ofrece a los jeltzales «gestos» contra EH Bildu si le dejan mantener Bastida y Guardia.

GARA|gasteiz
0611_eh_oyarzabal

Después de que el PNV sacrificara a su candidato a la Alcaldía de Irun, Xabier Iridoy –asumiendo su apoyo a José Antonio Santano, a quien no considera un buen alcalde–, jeltzales y PSE cerraron un principio de acuerdo global para todos los municipios y también para garantizar la estabilidad de las tres diputaciones forales, tras el encuentro que mantuvieron en Sabin Etxea delegaciones encabezadas por el presidente del EBB, Andoni Ortuzar, y por la secretaria general del PSE, Idoia Mendia.

Según informaron ambas formaciones, en líneas generales el acuerdo se enmarca en términos muy similares al que ambos partidos suscribieron en 2015 y que deparó un resultado «muy satisfactorio» en la pasada legislatura.

Pero habrá que esperar a ver en qué terminos se cierra el pacto porque en principio no encierra más compromiso público que apoyarse mutuamente allá donde uno de los dos haya ganado, sin concretarse por tanto qué ocurrirá donde el vencedor haya sido EH Bildu, que es el quid de la cuestión. Ayer, el dirigente del PSE Eneko Andueza, entrevistado en Euskadi Irratia, avisó de que además del voto para la Alcaldía precisarían del apoyo del PNV durante la legislatura para garantizar la gobernabilidad. En caso contrario, podrían acabar optando por no presentar a sus candidatos.

Por previsión estatutaria, el PSE debe consultar a su militancia y lo hará este jueves, pero con una pregunta que tampoco da pistas sobre el alcance exacto del preacuerdo. Lo más posible es que no se termine de concretar hasta el sábado y que incluso pueda haber acciones diferentes según los pueblos.

El PP se ofrece a los jeltzales

Por su parte, el presidente del PP de Araba, Iñaki Oyarzabal, aseguró que si el PNV les permite gobernar Bastida y Guardia, donde el PP fue la más votada en las elecciones municipales, podrán tener también un «gesto» con los jeltzales en Kuartango o Argantzun.

En la CAV, el PP solo consiguió ganar las municipales en cuatro pequeñas localidades, todas ellas en Araba y más concretamente en Errioxa. En dos consiguió mayoría absoluta, pero en las dos principales, Bastida y Guardia, puede perder la Alcaldía en favor del PNV. Para ello, los jeltzales solo necesitan el voto de EH Bildu. En declaraciones realizadas ayer, el líder del PP alavés, Iñaki Oyarzabal, lamentó que el PNV haya rechazado hasta ahora «hablar» con el PP sobre esto.

Podemos negocia con EH Bildu

También se están trabajando acuerdos locales entre EH Bildu y Elkarrekin Podemos para municipios como Errenteria, Elorrio y Durango. En los tres casos ha habido ya un trabajo en común durante la pasada legislatura que ahora, en el caso de Durango, puede traducirse en la consecución de la Alcaldía.

El secretario de Comunicación de Podemos Euskadi, Andeka Larrea, afirmó ayer que tienen «bien encaminadas» las negociaciones para pactar una «mayoría progresista».

Ábalos avala al PSN

Mientras, el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, reforzó la posición del PSN al afirmar que María Chivite podrá gobernar en Nafarroa si EH Bildu se abstiene «gratis», dado que no van a negociar.

Además, Ábalos restó importancia a los dos escaños de Navarra Suma de cara a la investidura, indicando que pueden ser contraproducentes si en la misma jugada se pierden los seis que aporta el PNV.

PP y Cs normalizan a Vox y el PSOE amenaza con una repetición de elecciones

Después del escándalo que para la izquierda, el feminismo y el movimiento LGTBI supuso que PP y Cs aceptaran el voto de Vox para gobernar en Andalucía y una campaña electoral a Cortes centrada en que esos tres partidos pudieran obtener la mayoría absoluta, la extrema derecha está logrando normalizar la presencia del partido de Abascal en ayuntamientos y órganos de dirección de parlamentos autonómicos.

PP y Vox ya han alcanzado un acuerdo para gobernar aquellos ayuntamientos españoles en los que sumen la mayoría necesaria sin contar con Cs. Los llaman «gobiernos de la libertad» y aspiran a que a estos pactos se sume el partido de Albert Rivera, para ampliar su número.

Además, hoy se constituye la Asamblea de Madrid y Ciudadanos, que aseguraba que no se iba a reunir con Vox para negociar, ya admite encuentros e incluso que la ultraderecha tenga un puesto en la Mesa, si ello le garantizara la presidencia del Parlamento.

Por otra parte, y mirando a la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, el candidato del PSOE mantendrá hoy reuniones con Unidas Podemos, PP y Ciudadanos. A los dos partidos de la derecha les ha pedido su abstención, para que así no tenga que depender de partidos que dudan de la Constitución de 1978, pero tanto PP como Cs ya le han avisado de que votarán en contra.

Por su parte, Pablo Iglesias, de UP, insiste en pedir un gobierno de coalición y hasta una vicepresidencia para cuestiones sociales. El secretario de Organización del PSOE, José Luis Abalos, aclaró que no suman mayoría absoluta e incluso puede alejar a otros partidos. Amenazó con que o Sánchez o repetición de elecciones. GARA