2019/06/15

Investigadoras advierten de la necesidad de prevenir la depresión infantil y juvenil

Un estudio de las investigadoras de la UPV-EHU Maite Garaigordobil, Joana Jauregizar y Elena Bernarás constata la necesidad de aplicar programas de prevención de depresión en niños y adolescentes.

GARA|BILBO
0615_eh_depre

La prevención de trastornos emocionales en la infancia y adolescencia no es una cuestión menor atendiendo a indicadores alarmantes que sitúan la depresión como «la primera causa de discapacidad en el mundo» y un «problema de salud pública a nivel mundial» que afecta a personas de cualquier edad y condición. A este respecto, recuerda la UPV-EHU que el suicidio es la segunda causa de muerte entre personas de entre 15 y 29 años y agrega que multitud de estudios alertan de la «alta prevalencia de la depresión en edades tempranas».

En este contexto, las profesoras Maite Garaigordobil, Joana Jauregizar y Elena Bernarás han realizado un estudio para evaluar los efectos de un programa de prevención de la depresión infantil a través de la comparación de los resultados del programa específico “Pozik Bizi”, desarrollado por las tres investigadoras, y “Juego”, un programa global de intervención socioemocional basado en el juego cooperativo.

El estudio se realizó con 420 estudiantes de 3º y 4º de primaria de centros públicos y privados, de los que el 51,9% fueron asignados aleatoriamente al primer programa, y el 48,1% restante al segundo.

De la comparación de los resultados de ambos programas, destacan las investigadoras que entre quienes siguieron el programa “Pozik Bizi” observaron que disminuyeron significativamente el nivel de desajuste clínico, el desajuste escolar (actitud negativa hacia el colegio y hacia los profesores) y los problemas emocionales y de conducta, mientras aumentaron las conductas positivas y su expresión en estados de ánimo, alegría...

Con respecto al programa “Juego”, constataron que mejoró «significativamente más el autoconcepto y las habilidades sociales», en lo que respecta a comunicación, cooperación, asertividad, responsabilidad, empatía, implicación o autocontrol.

Destaca la UPV-EHU que existen pocos programas universales centrados en edades tempranas, por lo que el trabajo de las tres investigadoras «aporta un programa universal para prevenir la depresión infantil que se ha demostrado eficaz» y «ratifica el positivo potencial de programas de intervención socioemocional, como son los programas de juego cooperativo en el aumento del autoconcepto y las habilidades sociales».

Los resultados del estudio han sido recogidos en un artículo publicado en la revista científica “The Journal of Psychology Interdisciplinary and Applied”. Del mismo se ha destacado su relevancia porque «una buena prevención e intervención durante la infancia puede fomentar adolescentes y adultos más saludables. De ahí que las expertas insistan en desarrollar e implementar programas de prevención.

MEJORA


El desarrollo de dos programas distintos de prevención entre 420 alumnos de 3º y 4º de primaria arrojó mejoras visibles en el plano clínico, en la actitud hacia el colegio, emociones y conductas.

EL JUEGO


Las investigadoras destacan que queda ratificado el potencial de programas como los de juego cooperativo por su efecto en el aumento del autoconcepto y las habilidades sociales, «factores protectores de la depresión».