2019/06/15

Murga lo niega todo y EH Bildu pide reprobar al Departamento de Salud

La consejera de Salud, Nekane Murga, negó ayer haber dicho hace años a una opositora y hoy vocal de un tribunal que «para no tener el examen, lo has hecho muy bien» y tampoco admitió saber nada de filtraciones de exámenes. EH Bildu no le cree y anunció una moción para reprobar al Departamento por obstruir la investigación judicial.

Iñaki IRIONDO|GASTEIZ
0615_eh_murga

EH Bildu presentó ayer una moción para que el Parlamento repruebe la actuación del Departamento de Salud «por tratar de obstaculizar la investigación judicial y no poner en manos de la Fiscalía toda la información sobre las irregularidades en la OPE 2016-2017 de Osakidetza». El Servicio Vasco de Salud abrió una investigación sobre las denuncias existentes y solo remitió parte de la información a la Fiscalía y a los tribunales.

Entre lo no enviado se encontraban las declaraciones realizadas por testigos y denunciantes. Y ahí figura la de Izaskun Obieta, quien aseguró que hace quince años, cuando ella trabajaba en Mallorca y había hecho una oposición en Osakidetza de la que todavía no tenía la nota, se encontró en la isla con la hoy consejera Nekane Murga, a la que conocía, y que le comentó que «para no tener el examen, lo has hecho muy bien». Esto indicaría que quien entonces no era más que una especialista médica sabía que había filtraciones, que la doctora Obieta no las había recibido y además su buena calificación antes que ella misma. Y esta declaración ante la instructora se hizo hace un año, cuando Murga todavía no era consejera.

Ayer, ante el Parlamento, la consejera negó que hubiera pronunciado nunca esa frase y negó también que en toda su carrera profesional hubiera sabido de la existencia de filtraciones. Apuntó que en este tiempo ha podido haber alguna irregularidad en las OPEs, pero que eso es lo que está investigando la Justicia con «toda la colaboración» del Departamento.

Cuatro días tarde

Cuatro días ha tardado la consejera de Salud, Nekane Murga, en desmentir la autoría de una frase que le situaba como conocedora de la existencia de filtraciones en las OPEs e incluso de las notas de algunos opositores.

El martes, en la habitual rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno, su portavoz, Josu Erkoreka, fue preguntado por esta frase de Nekane Murga, y dijo que en los 15 años que han pasado la hoy consejera no había sido miembro de ningún tribunal, que en aquel tiempo ninguna de las dos personas que conversaron tenía cargos políticos y que lo dicho carecía de «trascendencia penal».

Al ver que conocía de qué hablaba, se le preguntó a Erkoreka si la consejera de Salud había admitido haber dicho aquello, lo que esquivó, asegurando que solo había hablado con ella de que en este tiempo no había sido miembro de tribunales.

En cuanto a por qué la vocal de un tribunal iba a hacer mención a su comentario en la investigación interna cuando todavía no era consejera, Nekane Murga afirmó que para ella la intencionalidad «es evidente», pero no la aclaró.

Además de atacar a esta doctora que antes de los exámenes de la OPE de 2018 ya advirtió del peligro de filtraciones, la consejera también acusó a diputada de EH Bildu Rebeka Ubera y la de Elkarrekin Podemos Cristina Macazaga de estar «aprovechando todo» para poner en cuestión el buen nombre de Osakidetza, de sus profesionales, y de intentar atacar a través de ello al Gobierno de Urkullu.

No le creen

Las dos diputadas cuestionaron con datos que el Departamento esté colaborando con la Justicia. Además, también dudaron de la credibilidad de la consejera en su negación puesto que, según explicó Ubera, hace quince días ya le mintió en la anterior sesión de control.

Por ello, la parlamentaria de EH Bildu anunció una moción para que el Parlamento repruebe la actuación del Departamento de Salud. Habrá que ver si es posible que se debata antes de las vacaciones de verano.

TARDANZA


La consejera de Salud, Nekane Murga, ha tardado cuatro días en desmentir la frase que la vocal de un tribunal le atribuyó. El martes el portavoz del Gobierno restó importancia penal a lo dicho.

LAB LO VE DIFÍCIL


LAB ve «difícilmente creíble» que la consejera de Salud, Nekane Murga, no conociera las filtraciones en Osakidetza, «algo que es vox populi en cualquier centro de Osakidetza» y que representa «un problema troncal».