2019/07/11

Conductores de villavesas observan falta de interés por su seguridad
GARA|IRUÑEA

Los conductores y las conductoras de las villavesas se concentraron ayer al mediodía ante el ayuntamiento de Iruñea para exigir más medidas de seguridad. En el mismo acto lamentaron la falta de interés en este asunto por parte de todos los responsables del servicio.

La protesta tuvo su origen en la agresión física que sufrió un conductor sobre las nueve de la noche del día 6. Pese a ello, el chófer tuvo que continuar de servicio, «que es lo único que importa, que el servicio funcione», manifestó el presidente del comité de empresa de TCC, Carlos Billain.

Billain añadió que desde hace cinco años se ha registrado un repunte en las agresiones y que en el caso de las verbales «son casi diarias». Aun así, precisó que los autobuses carecen de mamparas de seguridad, salvo los más nuevos, cuando en su opinión instalarlas no tiene un elevado coste.

Algunos vehículos están dotados de cámaras de seguridad, como sucede en el que se registró la agresión del día 6, por lo que el presidente del comité confía en que las imágenes sean una prueba importante en el juzgado, ya que se ha presentado denuncia.