2019/07/11

La mayoría sindical protesta por la muerte del trabajador de Josenea
GARA|NOAIN
0711_eko_josenea

Un trabajador de 62 años, vecino de Barañain, murió el lunes en Irunberri cuando descargaba la carga del remolque de un tractor. Por causas que aún no se han establecido, el empleado quedó atrapado por el tractor.

Esta última muerte de un trabajador es la número 27 en lo que vamos de año en Euskal Herria, según los datos de LAB, que precisó que ha sido el octavo trabajador navarro que pierde la vida en su puesto de trabajo.

Para lamentar la muerte de este empleado de la Asociación Laboral Josenea, la mayoría sindical se concentró ayer ante la sede de la empresa en Noain.

Esta compañía agrícola se dedica a la inserción laboral y, según precisó LAB un día después del incidente, «este hecho cobra especial relevancia dadas las características de la empresa y de las importantes ayudas públicas que recibe por parte del Gobierno de Nafarroa». Por ello, exigió, «con más ahínco si cabe», una investigación exhaustiva de los hechos, una inspección pormenorizada tanto del estado de la herramienta como de la maquinaria que se viene utilizando, así como del plan de prevención de riesgos en su conjunto.

La central recordó que el 29 de marzo murió otro trabajador de Josenea, en este caso el accidente ocurrió in itinere.

LAB mostró su preocupación porque le parece que «asistimos nuevamente al repunte estival en siniestralidad laboral con un trabajador muerto por semana en Euskal Herria». Esta alarma surge porque hace una semana murió un joven de 25 años en la empresa Tubacex de Laudio y el 25 de junio falleció en Lakuntza un trabajador de la compañía Sakana Sociedad Cooperativa.